Opinión, Racheando

Carta abierta a quien insulta a los creyentes

Este racheando se lo quiero dedicar a David Broncano, adalid del intento de humor casposo español, irrespetuoso y estrella fugaz, que todavía tiene la buena fortuna de caer en gracia en ciertas directivas de la televisión privada para, incluso, de disponer de un programa propio.

Nunca me ha hecho gracia el humor irrespetuoso, ese humor que se mete con colectivos, religiones, razas o con defectos físicos, que por desgracia saca la risa fácil del ser humano, pero no es el humor inteligente que se presupone premian en TV, del que yo me considero fan, pero ya está bien, yo tengo las mejillas morada de aguantar tonterías, insultos y demás intentos de mofa hacia mí por mi condición de católica.

A continuación reproduzco lo que el “humorista” dijo en su programa de Movistar Televisión: “A todos los creyentes mensaje importante ¿creéis que hay que respetar todas las creencias? pues mirar yo creo que las tuyas son una gilipollez que la religión nos lleva lastrando a todos de toda la vida y que creer en amigos imaginarios si tienes más de siete años ya es ridículo. Así que, mi Dios es el chiste. ¡Respetadme!”.

Pues bien, señor Broncano, tu Dios es el chiste porque te da de comer, pero te respeto, aunque no lo comparto porque repito que no me haces gracia ni siquiera desde tus comienzos en la Paramount Comedy, pero estás hablando de las creencias de gente que supera enfermedades por su fe, aunque no esté médicamente demostrado, pero la fe es un pilar para superar enfermedades. Te estás riendo de gente que supera malos momentos en la vida porque tiene el apoyo de la fe.

Pues tú te ríes de todos ellos, no sólo ésto, sino que encima nos llamas gilipollas. Pues a ver cuando tu “dios el chiste” te deje de dar de comer, espero que no acudas a los Bancos de Alimentos que lleva la Iglesia o las hermandades, que no vayas a Cáritas ni a comedores sociales que la fe de los que llamas gilipollas sustentan.

Mientras, yo seguiré pensando que ya está bien de aguantar gente como tú, porque ya está bien de faltar el respeto un día si, un día no, por intentar sacar la risa fácil o incluso buscar la polémica para que te den publicidad. Yo por mi ya he acabado, aunque más acabado me parece tu humor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies