La taberna de Julio, Opinión

Cruces, feria y resaca de Madrugá

Niño, no ha empezado el tiempo de cruces de la mejor manera posible. Ni mucho menos. Y esto, evidentemente, no es buena noticia para nuestras hermandades. Menos mal que parece que en estos dos últimos días la cosa mejora y las cajas empiezan a ingresar para que, por lo menos, a nadie le cueste los cuartos.

Y, en tanto en cuanto, en la ciudad vecina estrenan una feria de más duración. Casi igual de larga que la de Córdoba. Suerte para los cofrades de allí que no se tienen que jugar el ejercicio económico montando la caseta. Aquí, niño, habrá menos cofrades que allí pero te garantizo que los que verdaderamente se comprometen aquí trabajan mil veces más que los de allí.

Por cierto, niño, de chiste lo de la prensa “seria” desautorizando los testimonios de la gente que, a pie de calle, sufrió las avalanchas de la última Madrugá. Ya ves, niño, ahora todo el mundo se va a tener que sacar el carnet de periodista si quiere hablar de sus experiencias vitales. Como si la prensa “seria” hubiese ayudado mucho a desentrañar todo lo que pasó en 2000… Que tranquilamente diría yo que más bien hizo todo lo contrario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies