Advertisements
El Rincón de Costal Hero, Opinión, Sevilla

Cuando regalar una primicia se gestiona rematadamente mal

¡Tos por igual valientes! ¡A esta es!

Las cosas hay que reconocerlas, miarma, y aplaudirlas aunque quien las haga no haya tenido un comportamiento merecedor del elogio. El pasado fin de semana, con toda pompa y boato, la Vera Cruz celebró un besamanos extraordinario por el 75 aniversario de la Virgen de las Tristezas con un altar de cultos sencillamente espectacular, ¡de lujo!. Una auténtica barbaridad que no empaña en absoluto la lamentable manera en que los que se encargan de las redes sociales ha gestionado el asunto de la nueva corona de la Virgen. De to’ la vida de Dios en este mundillo de la información se han manejado primicias y filtraciones, que le pregunten al Consejo de Superhéroes que llevan gobernando, filtración aquí filtración allá, los destinos de nuestra Semana Santa. Pero una cosa es que todos lo sepamos y otra muy distinta es que nos tomen a chufla a los demás y de paso que se lo eches en cara y por respuesta te regalen un choteo en toda regla. Si los señores que mandan los destinos de esta hermandad, que nada de culpa tiene de la metedura de pata perpetrada, quieren darle a sus amigos la primicia de la corona por mí bien, pero que se atengan a las consecuencias, en forma de crítica o sencillamente en forma de ausencia, lo que viene siendo que el resto de medios ni mencionen el asunto o muy de soslayo.

Lo lógico hubiese sido concederles la primicia, ya que el amiguismo está ahí, no lo vamos a negar a estas alturas, y una vez concedida y publicada difundir fotografías corporativas para el resto de los mortales. Los amigos del todopoderoso transatlántico hubiesen quedado más felices que una perdiz y los dirigentes no hubiesen quedado como una Cruzcampo en vaso de plástico ¿habrase visto cosa con menos arte? Esconder unas fotos que existían y poner una de la Virgen hecha desde Castilleja para que la corona no se vea ni una mijita, es tan malaje como ponerse un saquito con to’ la caló de agosto, tan impropio de una hermandad con la historia de la que estos señores gestionan que a uno no le queda más remedio que preguntarse por la falta de luces de determinados individuos, capaces de jugar con el nombre de la entidad que dirigen con tal de contentar a sus amigos. La gestión del asunto ha sido de chiste, de cofradía de pueblo chico, despreciando al resto de medios y sobre todo a los más pequeños a los que han faltado el respeto de una forma inconcebible. Ya lo dice el refrán, arrieritos somos… y llegará el momento de que precisen de que todos se hagan eco de determinadas noticias. Quizá entonces alguno se acuerde de cuando miraron por encima del hombro y menospreciaron a los más humildes. Justo antes de despedirse con un saludo franciscano.

¡Ahí queó!

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: