El suspiro del Ángel, Opinión

Dos pudiera y un no se sabe

Suspira el querubín agobiado ante los primeros bochornos de una primavera que parece comida por las amenazantes temperaturas estivales pensando que por el centro de la ciudad los hermanos que deberían saber aún no saben y lo que aún promete quedarles para saber algo.

Suspiros alados por una belleza que promete mucha Salud y que pudiera ser que no faltara tanto para que llegara a toda la ciudad un sábado promesa de pasión que promete ser espléndido.

Suspira el ángel porque sabe que hay otro pudiera aunque él mismo no puede ni quiere pillarse los dedos anticipando algo que también no podría ser tan pronto como gustaría, aunque él quiera soñar despierto con su llegada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies