Córdoba

El obispo de Bangassou, tiroteado tras lograr salvar a miles de musulmanes, refugiándolos en la Catedral

Lo cuenta José Carlos Rodríguez en Religión Digital. El pasado 14 de mayo, el obispo de Bangassou, el cordobés Juan Jose Aguirre, salía de la mezquita del barrio musulmán de Tokoyo, donde había negociado el traslado de cerca de mil aterrorizadas personas que se habían refugiado en su interior a la misión católica.

De repente, varios de los milicianos que habían atacado la ciudad el dia antes abrieron fuego. Monseñor Aguirre resultó ileso, pero una persona que se encontraba a su lado cayó muerto al instante antes de que cesaran los disparos.

El infierno descendió sobre Bangassou, una ciudad situada a 700 kilómetros al Este de Bangui, durante la madrugada del sábado 13, cuando unos 600 jóvenes bien armados atacaron la base de Naciones Unidas, cerca del aeródromo, y los barrios habitados por musulmanes. En el momento en que Rodríguez escribió su información aún no se conocía el número total de víctimas mortales porque la Cruz Roja no había sido capaz de circular libremente, pero es muy probable que los muertos se cuenten por docenas. Algo mas de 3.000 habitantes de Bangassou han cruzado el rio para refugiarse en la vecina República Democrática del Congo. Un casco azul marroquí resulto muerto, y otro herido de gravedad.

Hacía varias semanas que la tragedia se venía gestando en los pueblos de los alrededores. La ciudad de Bangassou, desde finales de 2013, ha sido uno de los poquísimos lugares de la República Centroafricana que ha estado libre de la presión de los grupos armados, tanto los Selekas (de mayoría musulmana) como los anti-balaka.

Pocas horas después llegaron los cascos azules portugueses, que lograron asegurar la mezquita. Ayer lunes 15, tras mas arduas negociaciones por parte del Cardenal y del obispo de Bangassou, todos los musulmanes fueron trasladados al seminario menor de la diócesis, bajo escolta de los portugueses.

Mientras tanto, parece que los milicianos han aceptado retirarse de la ciudad y la situación empieza a calmarse. Sin embargo, surgen nuevos temores de otros ataques a ciudades mas al Este, donde hay importantes colonias de musulmanes. También podría ocurrir que el UPC y el FPRC se acercaran más a Bangassou, creando las condiciones para un conflicto a mucha mayor escala. Mientras tanto, la Iglesia Católica en Bangassou sigue utilizando las únicas armas que tiene: las de la palabra, el perdón, y la caridad hacia todos sin distinción.

🔴 La Hiniesta celebrará cabildo para adaptar el Vía Crucis del crucificado gentedepaz.es/la-hiniesta-ce…

Hace alrededor de 22 minutos del Twitter de Gente de Paz vía Hootsuite

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies