Advertisements
Opinión, Racheando

El poder de la pintura

Parece que las aguas se calman tras una tormenta desatada tras hacerse pública la última obra de Manuel Peña que viene a anunciar la Navidad de la Asociación Belenista. Yo, como no he estudiado Bellas Artes, no voy a entrar en la crítica hacia esta obra, de hecho, no voy a emitir mi opinión. Hoy alabo todo lo que se remueve tras una obra, en este caso pictórica, en la que nadie queda indiferente.

Un pintor es bueno cuando consigue que su obra despierte sentimientos, sean a favor o en contra de su trabajo, pero tiene esa capacidad de que tras cada trazo exista una historia, una forma de ver el mundo que muestra y quiere compartir con el resto de mortales con las mejores intenciones, sin querer crear polémica en la mayor parte de los casos, dar a conocer la visión de lo que quiere plasmar en lo que era un simple lienzo en blanco. Sea cual sea la opinión del resto, el respeto al autor debe primar sobre todas las cosas.

Unos, en algunos carteles de Semana Santa ven el patetismo clásico de las escenas que deben representar la Pasión del Señor, otros, ven la fe del pintor con cada color, del realismo o de la interpretación de las imágenes, pero pese a las críticas, no se va a atacar al artista que ha creado esa obra.

Manuel Peña consiguió remover los sentimientos de los sevillanos, alcanzando incluso territorio nacional, a través de su interpretación de la Semana Santa. Pero, por desgracia, todavía existe la incapacidad de aceptar visiones fuera de los estereotipos más ortodoxos sin antes escuchar las explicaciones de lo que significa su obra, su propia visión sobre la anunciación de la Navidad.

Vaya por delante mi respeto por todas las opiniones, pero las libertades de uno se cruzan cuando acaban con las de otros, pero ahora quizás por este artículo, en el que muestro mi propia opinión sobre lo que debe representar la pintura, seré centro de críticas por ser un simple columnista.

No pueden intentar acabar con un artista solo porque una obra traspase lo habitual, quiero pensar que pasaría lo mismo con Murillo hace 400 años, cuando sus obras fueron revolucionarias, y si no ocurrió lo mismo, quizás deberíamos plantearnos que hemos retrocedido en eso llamado evolución.

🔎 Buscamos redactores y fotógrafos que quieran incorporarse al equipo de Gente de Paz. Si te interesa, contacta en el mail gentedepaz1940@gmail.com pic.twitter.com/O4wGIqKNpy

Hace alrededor de 20 minutos del Twitter de Gente de Paz vía Hootsuite

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: