España, Opinión, Racheando

El precio de quien sufre el poder

Hay gente que piensa en el precio que pagan los políticos tras pasar por sus respectivos cargos, pero lo que más tendríamos que pensar es el precio que los “gobernados” pagamos por haber elegido a ciertos “gobernantes”. 

La sociedad española padece, y muchas veces se lamenta, de su elección en las últimas elecciones pensando que van a solventar sus problemas y crear sus anhelos y nada más lejos. Una vez en el poder se hace lo que se quiere con tal de seguir creciendo dentro de la política.

En la Comunidad Autónoma de Castilla y León, el vencedor en las urnas fue el Partido Popular, un partido que durante estos años en el gobierno autonómico no ha parado de darse golpes en el pecho diciendo que son los que más protegen y divulgan las tradiciones acudiendo a las ferias de turismo con ellas, en particular con la Semana Santa. Una defensa que ahora se ve en juego con la decisión que ya publicamos en Gente de Paz de no dar vacaciones escolares durante la celebración de la Semana Santa.

En un artículo hemos publicado quién es el Consejero de Educación, una persona que incluso consideraba lugar idóneo para la ubicación de un conservatorio de música los bajos de un campo de fútbol. Si tiene esa opinión ¿qué no hará con la Semana Santa?

Muchas localidades multiplican su población durante la Semana Santa por el turismo, los padres aprovechan que sus hijos no tienen clase y se van fuera a ver otras “Semanas Santas”. De ese turismo interior viven bares, restaurantes, tiendas, hoteles. De esa libertad de los niños para acudir a las procesiones se nutren las hermandades que mantienen esa Semana Santa. De esa conciliación familiar los padres disfrutan con sus hijos de las calles llenas.

Pero al señor consejero le puede más pensar en donde ir él de vacaciones y que los sindicatos de profesores le den el calendario y sólo tenga que firmarlo, sin complicaciones.

Estoy de acuerdo que no de Semana Santa vive el turismo, pero los ingresos que se generan en una semana son bastante buenos para aguantar hasta la siguiente época de vacaciones, pero sin duda, el consejero tiene mejores cosas en las que pensar, supongo que su elección como consejero de Educación para mejorar las condiciones de los estudiantes de la comunidad, no ha sido una de las más acertadas por esos que nos gobiernan.

Yo mismo hace unos años tuve la idea de intervenir en la política, pero no pude seguir en ella porque a diferencia de los que están mandando, tengo estómago y quiero cambiar las cosas para mejor.

Espero que la situación que se vivirá en 2018 pase casi desapercibida en lo que a consecuencias para la economía local, así como para la Semana Santa se refiere, sino, quizás deberíamos plantearnos si los que mandan van a defender todos y cada uno de nuestros derechos, tal y como establece la Constitución, y podamos vivir de una libertad plena, sin pensar en los ataques que día tras día recibe el mundo que huele a incienso, y no me vale que me ataquen de exagerado, pues vemos las pintadas, los comunicados, los comentarios… pensemos en el precio que pagamos los gobernados y no en el futuro que ya se han labrado los gobernantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies