Opinión, Racheando

El séptimo mandamiento

Acusamos una crisis económica de la que muchos no conseguimos despertar del todo pese a las eternas promesas de recuperación por parte de las altas jerarquías del Estado.

Una excusa que no puede ser defensa de todos los robos que se están viviendo desde que comenzara la crisis allá por 2008, y menos, cuando se llega a robar a instituciones que altruistamente ayudan a la gente que más necesitada está para que la fatiga de la crisis no sea tan dura.

Hace años que se vienen dando robos en iglesias, cepillos, lampadarios, pero ya se atreven a robar el ajuar de las mismas imágenes a las que cada día con fe, muchas otras personas que padecen la misma fatiga, les rezan para que pase ya esta crisis no acudiendo por la vía fácil.

No me imagino, ni me lo quiero imaginar, como debe ser que se robe un rosario que donara un familiar mío con todo su amor, un broche, o una corona en la que parte está hecha por el oro donado en la devoción de una abuela que vió coronada a su Virgen y hoy la encuentra robada de las sienes de la imagen a la que tanto reza.

No se quién puede atreverse a robar, ni quien puede robarle a quien le da de comer o le da ropa, pero sólo me queda recordar el séptimo mandamiento: No robarás

🔘 Los Gitanos bendice el monumento de Navarro Arteaga en memoria de la Duquesa de Alba gentedepaz.es/los-gitanos-be…

Hace alrededor de 5 minutos del Twitter de Gente de Paz vía Hootsuite

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies