Advertisements
Córdoba, En mi Huerto de los olivos, Opinión

Elecciones y juntas de gobierno

Llegamos a este fin de semana con un país que se va a encontrar con sentimientos muy diferenciados a causa de un genocidio civil, que unos reclaman que se lo están haciendo y verdaderamente son ellos los que lo están realizando a los que piensan diferente, con unos ejercicios nada buenos en la vida. Y recuerden que en función de como tiras el boomerang así te volverá a ti. Pero ellos sabrán y verán en el circulo sin salida que se han metido ellos mismos.

Demasiados intereses sin sentido puestos a flote y con una cantidad de mentiras que no son lógicas, con volver a sacar de debajo de la tierra lo que ya quedó enterrado y ahora vienen a levantar estos nuevos polítiquillos de tres al cuarto que solo tienen odio y rencor dentro de ellos mismos; qué tristes que quieran ser los representantes de los ciudadanos de un país como es ESPAÑA. Así, con este clima de resentimiento que hay en la sociedad española, es complicado no tener la cabeza en otro asunto que no sea este, pero aún así lo voy a intentar.

Bueno, pues resulta que esta semana me he entretenido en leer una serie de programas de distintas candidaturas que se van a presentar en distintos sitios y lugares de nuestra Andalucía. Y en especial, me han llamado dos la atención y es por ello que mi artículo de hoy va a ir sobre ello. Y he leído y me he sentido muy gratificado porque me he dado cuenta que parece ser que estas candidaturas, piensan en lo más importante de cada una de sus hermandades. Que no es otro el patrimonio humano de ellas, porque sin ese patrimonio no se podrían conseguir cada uno de los proyectos e ilusiones que se tienen en las hermandades.

Es por lo cual, que he leído que una hermandad va a realizar un cambio muy significativo en su recorrido respecto al del año anterior, y sobre todo en un punto muy característico de dicha hermandad. Así se ha pensado que con el nuevo cambio de la Carrera Oficial en Córdoba, que ya dije en su momento que iba a ser muy exigente para todos, están contemplado esa posibilidad de realizar ese cambio de itinerario. Seguro que no ha sido fácil, por que no lo puede ser, pero es de alabar el pensar en alguien tan importante en nuestros cortejos como son los nazarenos.

Si no los cuidamos, con estos recorridos tan largos que se tienen actualmente en nuestra ciudad, será cada vez más difícil ver manos arrugadas con los hábitos penitenciales de nuestras hermandades. Todo evoluciona en esta vida y al igual que hemos conseguido darle un verdadero sentido a la Carrera Oficial yendo al Templo Mayor de la ciudad y llevar nuestras Sagradas Imágenes ante al Altísimo al igual que cada uno de los hermanos que se visten de nazareno para realizar una verdadera Estación de Penitencia.

Además recordad, que con el adelanto de horarios y con este espectador de lujo que todos queremos en la Semana Santa, para que las salidas procesionales no sufran las inclemencias del tiempo, que cuando se va debajo de un hábito de nazareno hace estragos y se sufre mucho con él puesto.

Un gran amigo mío me paso un enlace para que pudiese leer el programa de un candidato a ser Hermano Mayor de su hermandad. Este fue otro de los programas que he leído de los varios que he tenido el gusto de ver esta semana, y me ha puesto el vello de punta. No habla en su programa este candidato ni de capataces, ni costaleros, ni bandas, ni nada superfluo. Habla de su patrimonio humano, de sus hermanos, tanto los de túnica como el resto de ellos, sean de la manera que fuere. Quieren, este señor y su junta de gobierno, “trabajar con humildad y sencillez, coincidiendo con la mayor parte de los que un buen día decidieron libremente entrar a formar parte de ella para dar cauce a sus vidas cristianas”.

Lees esto y te da que pensar, por qué no todos lo haremos así. Y otro de los mensajes que mandan es el siguiente, “mediante el culto interno y externo, animándonos a un mayor conocimiento y vivencia del Mensaje de Jesús, dentro de la comunidad cristiana local y al Servicio de la Iglesia Universal”. Me entró un escalofrío de arriba a abajo, que me hizo pensar detenidamente qué es lo que queremos en nuestras hermandades.

Podría seguir poniéndoles distintos puntos de dicho programa, para que lo lean y verán y entenderán que están a otro nivel, en la manera de pensar y actuar. En las hermandades que me encuentro en mi tierra, hay otros argumentos más importantes para los hermanos pero con menos peso que una pavesa surcando de un sitio a otro en función de donde sople el viento o la brisa. Cuando una hermandad convoca aquí a realizar algún curso, es triste ver que del censo de hermanos sólo acudan a ellos una ínfima parte de los mismos. Por el motivo que sea, pero siempre tenemos un motivo para no acudir.

También he escuchado un podcast que me aconsejo otro gran amigo mío. Y es cuando te das cuenta que hay niveles y niveles para llevar a una hermandad y no quiero decir nada para realizar Estación de Penitencia por las calles de su ciudad. Escuché atentamente como una hermandad de un día de una Semana Santa, llegaba con casi dos horas de adelanto a su entrada la Templo. Motivo, cuidar de sus nazarenos, que llevaban x horas aguantando el rigor del Sol que hemos sufrido este año, gracias a Dios. Pero te das cuenta que piensan en casi todo, algo siempre se me podrá olvidar, como es natural. Decía al nazareno entrevistado “que su cortejo de nazarenos había sufrido mucho por el calor del día” y tienen que pensar en ellos.

Por cierto, que los nazarenos beban agua por el intensivo calor que hizo, es algo lógico y con sentido común. Se me viene a la memoria, una hermandad de negro, que cambio de hora de salida y más de un nazareno se les aflató por la falta de sentido común de algún Diputado de tramo al no permitir que bebieran agua sus nazarenos. Ver para creer.

Pues lo dicho, termino ya hoy mi artículo. Vamos a ir pensando en cual es el patrimonio de verdad que nos permite realizar todos los proyectos que una Junta de Gobierno tiene, todos los cambios de bandas, el estrenar esta insignia o esta otra, o el poner en la calle un paso de palio nuevo.

Sean felices y extrapólenlo, y lleven una sonrisa en la cara, verán como la gente que les mire, cambiarán ellos también su semblante.

PD.- Felicidades a los Migueles y Miguelas, Gabrieles y Gabrielas y Rafales y Rafaelas, que no son cordobeses y no lo celebran el 24 de Octubre. Hasta la semana que viene.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: