Advertisements
A Contratiempo, Córdoba, Málaga, Pentagrama, Sevilla

En busca de la marcha perfecta

Marcha procesional, así se define la música que hacemos las distintas formaciones musicales y para acompañar a las distintas imágenes en los desfiles procesionales. Si bien en las distintas definiciones y características que podemos encontrar queda claro que esta debe seguir una estructura y estilo, además de estar compuesta por varias partes y desarrollo y pudiendo tener una introducción. Todo esto condiciona las distintas composiciones que se escriben para poner música tras el Señor y su Madre.

Mucho han evolucionado las marchas procesionales desde hace treinta años para acá, ya se ha hablando mucho de eso, pero en especial desde hace unos veinte años todo ha evolucionado más rápido y en mi opinión y en especial, en las cornetas y tambores y agrupaciones musicales, más se van a alejando de la propia definición de marcha procesional.

Hoy con tanto concierto y certamen, con tanto seguidor y fans de las distintas bandas pero también, con la responsabilidad de satisfacer a las cada vez más exigentes y preparadas hermandades en lo que a música se refiere, hay que buscar la marcha perfecta para llegar a todos y a veces se cometen errores.

La duración de las machas generalmente suele ser de entre tres minutos y tres minutos y medio, todo lo que exceda de ahí corre el riesgo de hacerse pesado, monótono y hacerte desconectar de la marcha. Otro error y que está haciendo que las marchas se hagan muy parecidas es el querer que siempre sea espectacular, o al menos tenga una parte que así lo sea y buscar el aplauso del público. Y si hablamos de parecerse, hoy en día podemos contar un gran número de composiciones que siguen el estilo y esquema de las bandas de primer nivel. Otro error, para mí importante, es que se hagan marchas que se parezcan a un estilo u otro, pero no abusando de lo que técnicamente la banda a la que va destinada carece. Esto lo que hace es que la marcha se convierta en algo plano, sin estilo, sin personalidad y este tipo de composiciones están proliferando de una forma importante.

Luego podemos hablar de cómo se está abusando de la marcha tipo banda sonora. Hoy prácticamente no se hace una marcha que no sea casi en su totalidad o en una de sus partes tipo banda sonora, ¿y que es lo que ocurre con esto?, pues que este tipo de composiciones suelen jugar mucho con partes sin percusión, hecho que dificulta el andar de un paso o trono.

En definitiva se intenta buscar la marcha perfecta y eso es un gran error. En muchas ocasiones nos olvidamos de la finalidad de una marcha, de su propósito. Las bandas se olvidan de su estilo, de sus repertorios muchas veces descompensados, se olvidan hasta de sus orígenes. Bandas con gran calidad musical e historia que pierden su seña y sello, su toque y condición por seguir un estilo, una moda, por querer agradar a todos, por buscar la marcha perfecta.

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: