El Rincón de Costal Hero, Opinión, Sevilla

Esos que mandan y nos tratan por idiotas

¡Tos por igual valientes! ¡A esta es!

Está visto, mi arma, que desde el Olimpo de los que mandan nos quieren tomar por idiotas a los que formamos parte de la plebe. Resulta que dice la malaje de la jueza que no había nada organizado en los incidentes de la Madrugá y se queda tan pancha la gachí. Menos mal que nos ha salido bolivariano y contestatario El Correo y ha empezado a sacar testimonios de testigos que han empezado a contar en primera persona las verdades del barquero. Es verdad que otros lo contamos antes y que algunos periodistas de carnet, pregonero incluido, acusaron a “los insensatos de internet” de defender teorías conspiranoicas sin base, insultando veladamente a los intrusos que no saben qué resortes tocar para conocer la verdad verdadera. Pues resulta que llega El Correo y pregunta al dueño del bar y uno de los nazarenos que por allí pasaba. No era tan difícil, ¿verdad, pregonero?. Lo que más guasa tiene es que resulta que como se apuntan a la misma teoría que muchos chalados de internet defendimos desde el primer segundo alguien que pertenece al club de los periodistas de verdad, la cosa gana credibilidad y lo que antes era teoría de la conspiración ahora es el descubrimiento de la rueda. Que no se engañe nadie. La cosa estuvo organizada desde siempre, diga lo que diga la policía, el Ayuntamiento o el pregonero y miles, repito miles de testimonios lo certifican. Pero ¿quién se cree la fantochada de que una pelea entre dos sujetos pudo liar semejante traca? A ver si nos enteramos que una cosa es que los políticos y sus cercanías crean que estamos ennortaos y otra muy distinta que seamos gilipuertas.

¿Y qué me dicen ustedes de lo del Rocío de la Macarena? Eso sí que ha sido de matrícula de honor, lo que me faltaba por ver en esta ciudad, pa darle catorce babuchazos a los que se presentaron como si aquello fuese una reunión de biris. Que si ruido, que si juerga, que si alcohol en la calle, que si patatín que si patatán… una jartá de chuminás que engollipan al más jartible. El colmo de los colmos es que se presenten los geos a interrumpir una fiesta rociera que se produce un día al año, y para sacar caudales para la bolsa de caridad, prácticamente con los antidisturbios, mientras todos los fines de semana y fiestas de guardar, Sevilla entera se llena de niñatos borrachos que inundan de inmundicia cada rincón que ocupan, mientras policía y Ayuntamiento miran hacia otro lado como si la película no fuese con ellos. Los mismos que casi mandan al ejército para quitar los veladores de la Campana y luego permiten que media feria se convierta en una sucia discoteca llena de botellona de garrafón y de alcohólicos a cara descubierta. Ya está bien mi arma, ya está bien de tomarnos por idiotas, ya está bien de atacar siempre a los mismos, ya está bien de guardar silencio. Si se quiere aplicar la ley a la japonesa, que tengan lo que hay que tener para aplicarlo con todos. Menos cortar ensayos de la Centuria y más limpiar Sevilla de niñatos borrachos que destrozan nuestro presente y condenan nuestro futuro.

¡Ahí queó!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies