Córdoba, En mi Huerto de los olivos, Opinión

Faltan 8 días

Parece que el azahar ya se asoma y no se va a esconder en caso de que venga mal tiempo. Ya se queda definitivamente y muestra de ello es su inconfundible olor que impregna nuestras calles y rincones tan únicos y especiales de esta ciudad nuestra como es Córdoba. Se perfilan los últimos detalles en cada hermandad, los últimos cultos, se perfilan los detalles, se terminan las “mudás”. En una semana justa tendremos un día muy especial para los cofrades y será un día de locos yendo para un sitio y otro.

La nueva Carrera Oficial esta cogiendo un cuerpo espectacular y sinceramente creo que dicha Carrera Oficial va a ser única. Por supuesto que habrá contratiempos y cosas que mejorar pero vamos a esperar que pasemos por ella, para poder tener en lo alto de la mesa los aspectos positivos y negativos. A todo ello se nota que estamos con muchas ganas de Semana Santa y eso lo tenemos que extrapolar a los demás para que se refleje en el devenir diario de la ciudad.

Se que para algunos no va a resulta nada agradable lo que viene, lo siento, podría haber escogido otro sitio pero están en el que están. Y no voy a pronunciar ningún nombre porque él ya sabe por quien va, pero te tendrías que arrepentir de cada una de las sandeces que has dicho en torno a la Semana Santa y lo que conlleva. Al final de la semana veremos quien tiene razón.

Bueno pero voy a seguir con lo que me interesa, con cosas más importantes que el párrafo anterior. A lo que iba, el pasado fin de semana fue el Pregón del Costalero de la ciudad de Córdoba, además de dos ensayos que tuve una por la mañana y otro por la tarde.

El de la mañana fue el ensayo solidario de la Hdad. de Jesús Nazareno y de Ntro. Padre Jesús de la Oración de la localidad de San Sebastián de los Ballesteros. Una mañana un poco tortuosa con el tiempo pero donde los eballenses volvieron a demostrar su solidaridad con los más necesitados. No solamente necesitan alimentos en la época de Navidad.

Así los más de doscientos kilos, para una población de 800 habitantes y el mal tiempo, después se dejaron en una hermandad cordobesa para su labor social. Así la hermandad del Rescatado recibió esa cantidad de comida y serán ellos los que repartan y distribuyan esos alimentos a los más necesitados. Una vez finalizado uno de los tradicionales peroles que nos dan en aquella localidad, la hermandad.

Corriendo para Córdoba, que tenía otro ensayo, corto, para llevar el paso del Stmo. Cristo del Amor a su parroquia. Espero, de corazón, que las buenas sensaciones que se transmitieron allí debajo sigan en poco más de ocho días y podamos disfrutar de una Estación de Penitencia con el pequeño crucificado del Cerro.

Y llego el evento esperado por todos en la noche del sábado. Dicho acto comenzó con la interpretación por parte de la Banda de CC y TT “Ciudad de Córdoba” interpretando una serie de marchas al público allí congregado en la Parroquia de San Juan y todos los Santos (La Trinidad). A continuación la presentación por parte de Luis Miguel Carrión “Curro” del pregonero. Así llegó el momento esperado por esta Comisión de amigos “jartibles” locos del mundo del costal. Antonio Morales se puso delante del atril y empezó con su característica voz radiofónica a deleitarnos con sus recuerdos y experiencias. Sus inicios de costalero con el “niño Muñoz” y posteriormente a todo lo que le llevo en sus treinta y tres años debajo de los pasos.

Especiales fueron los capítulos dedicados a dos de sus capataces antiguos y que por la razón de la vida, ya no se encuentran con nosotros, D. Rafael Muñoz y D. Ignacio Torronteras. Alguno de los detalles expuestos y desconocidos por la mayoría de los asistentes al pregón. También tuvo unas palabras muy entrañables a su capataz de hoy en día y presentador del acto, “Curro”.

También se tuvo palabras para las nuevas generaciones de costaleros en las cuáles ahondo en los problemas que se tienen hoy en casi todas las cuadrillas de costaleros. Palabras, también las hubo, para sus dos cuadrillas de costaleros como la de Paz y Esperanza y la de la Esperanza. Aquí me detengo porque me esperaba más unidades de ambas. Donde él comento que nunca tuvo rivalidad entre una y otra como otros quisieron verla e incluso que las hubiera o hubiese.

Hubo momentos muy buenos durante el pregón y finalizó buscando un sentido a ciertas imágenes por distintos sitios de nuestra milenaria ciudad. Para acabar con un verso hacia el costalero que gusto muchísimo a los asistentes. Después se paso a la copa que organizo esta comisión en los salones parroquiales y pudimos disfrutar de un rato entrañable los allí asistentes con todos los invitados al mismo.

La verdad que fue una jornada inolvidable para este escribiente. Un día de esos que se te quedan en la memoria y son difíciles de que se te borren fácilmente.

Sean felices y extrapólenlo a los demás, compartamos los buenos momentos de cada uno con el resto. Los malos vienen solos y lo que es peor que se inviten ellos mismos para fastidiarnos nuestros quehaceres diarios. Recuerden el título de hoy, faltan 8 días.

Pd.- Es una pena que algunos costaleros, bueno llamarlos costaleros se les queda muy grande, personajillos que llevan puesto un costal, no tengan más humildad y echen por sus bocas tanto veneno. Les hubiese venido muy bien ir a escuchar algo del pregón, seguro que se verían reflejados.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies