Córdoba, En mi Huerto de los olivos, España, Opinión

Hace veinte años

Aquellos dos días del mes de julio del año 1997, cambiaron mucho la mentalidad de los españoles de aquel tiempo. Y cambiaron la manera de recibir que era lo que sucedía en torno al mundo de los asesinatos de ese grupo terrorista, que no quiero ensuciarme ni nombrándolo ni escribiéndolo. España y la gente de bien nos echamos a la calle por todos los lugares en los que hubiera un poco de sentido común y un poco de Esperanza.

Por aquel entonces tenía 25 años y me impacto tanto esa manera de chantajear a un pueblo, a un Gobierno y a un país que no dude en salir a la calle y decir en voz alta, lo que todos sentíamos en aquellos momentos. Eran sentimientos contradictorios por un lado extrapolábamos nuestra rabia y a la misma vez nuestra esperanza por la vida. Miraba a mis dos hijos y el vello se me erizaba de una manera que me cortaba la respiración.

Y llego esa maldita hora y esa maldita noticia que al 50% pensábamos que no se daría. Pero se dio. Como se conmovió este país con sus paisanos en torno a la figura del asesinado Miguel Ángel Blanco en muestras de apoyo a una familia desgarrada por el dolor de la pérdida de un hijo y más aún de una manera tan cruel, tan vil y tan cobarde por parte de esos que se creen ser alguien en la vida y lo único que son es eso asesinos cobardes.

Como iba diciendo me conmovió tanto aquello que no dude ni por un instante que el Incensario de Plata del año 1998, seria a título póstumo para Miguel Ángel Blanco. No seguimos el patrón de algún cofrade cofrade, cierto, pero creo que aquel hecho que movilizó a todo un país de aquella manera que lo hizo debía de ser reconocido.

Para ello conté con la colaboración por aquel entonces del Alcalde de Córdoba Rafael Merino y de todo su equipo de Gobierno con una mención especial a Luis Martín y Amelia Caracuel, que juntos pudimos traer a su hermana Maria del Mar, para hacerle entrega de dicho obsequio. Dicho Incensario de Plata sólo quería reconocer lo que habíamos sentido todos los españoles de bien por aquel asesinato que dejaría una señal imborrable en la historia de este país, aunque algunos “deshechos de tienta” -por aquello de estar en la feria de San Fermin- no quieran ver ni entender lo que es la evidencia de los hechos.

Y voy por la falta de humanidad de los gobernantes cordobeses con el famoso documento de la NO firma por parte de tres “energúmenos” de la corporación que preside el triste Ayuntamiento de Córdoba. Mira no entiendo lo de los representantes del grupo de eso que se llaman “comunistas inhumanos” y de los “ganemos inhumanos”, pero que te puedes esperar de gente que se creen m….., cuando no han llegado ni a peo. Y de la máxima responsable de nuestro Ayuntamiento, siento una decepción total, porque pensaba que tenía más sentimientos humanos, pero esta claro que estaba equivocado. Perdón porque he perdido las formas pero estoy tan indignado que no doy crédito a lo que veo y leo.

Tú podrás tener tus pensamientos políticos que no tienen que ser como los míos o los de otro cualquier cordobés o español, pero que nos seas capaz de tener sentimientos hacia ese asesinato cruel, es de no tener escrúpulos. Si hubiese sido de un miembro de sus partidos políticos no me cabe la menor duda que hubiésemos salido de la misma manera que lo hicimos hace ya 20 años. Pero quizás el raciocinio y la cordura, el día que lo dieron en clase, éstos faltaron seguro y no tuvieron su parte como es debido. Dejen ya a un lado esa guerra continua que tienen por bandera de la Guerra Civil y sus consecuencias. Eso es Historia de nuestro país y aunque hubiese un vencedor, España perdió a muchos españoles por las tendencias ilógicas de política y bandos.

Es triste, muy triste, saber que quienes están en la poltrona -como diría ese famosos periodista de las noches de radio- se aferren a ella, como si se les fuese la vida en ello. Pero más triste es saber que ustedes cada día que pasa representan menos a los cordobeses de bien, donde da igual si eres de una tendencia u otra. Sigan con su venda en los ojos que les impide ver la realidad de nuestra ciudad, por que para más no les da.

Bueno que tenemos un domingo carmelita por los cuatro costados. Que el rey astral que no nos está dando ninguna tregua, esta semana, tendrá que ser un poco más benévolo el próximo domingo. La verdad que con muy buen criterio los cortejos comenzaran a desfilar a partir de las nueve, de esa tarde que quiere ser noche, y donde miraremos a las dos Vírgenes Carmelitas de Puerta Nueva y San Cayetano, para que nos bendigan y nos amparen en nuestro día a día. Seguro que nos veremos por alguna de las calles de nuestra ciudad esperando ver al Hijo del Carmelo en los brazos de su Madre.

Disfrutemos de dicho domingo que hasta dentro de un mes no tendremos otra procesión que llevarnos a la boca.

Bueno pues lo dicho disfruten del domingo, como de cualquier día y sean felices y extrapolen lo, no sean avariciosos y se lo queden para ustedes nada más.

Pd.- Enhorabuena al capataz elegido por la Agrupación de Hermandes y Cofradías de Córdoba, para llevar este año a Nuestra Señora de la Fuensanta Coronada, a D. Félix Pelayo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies