Enfoque, Opinión

Joyas de nuestra Tierra: El Cristo de la Preciosísima Sangre de Murcia

La pasada semana comenzamos esta maravillosa sección titulada Joyas de nuestra Tierra en la cuál, realizamos un maravilloso recorrido por todos y cada uno de los rincones de nuestro país dando a conocer algunas de las Hermandades mas destacadas de las distintas ciudades y pueblos de toda España.

Esta sección, la inauguró el Cristo Negro de Cáceres, hoy nuestra parada es en Murcia con una de las imágenes mas devotas y destacadas de la capital de la Región de Murcia. Se trata del Cristo de la Preciosísima Sangre, una joya artística de la Semana Santa murciana realizada por el escultor estrasburgués Nicolás de Bussy en el año 1693 siendo la obra maestra de dicho escultor, procesiona en la tarde noche del Miércoles Santo desde la Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora del Carmen y es el principal titular de la Real, Muy Ilustre, Verenable y Antiquísima Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo conocida popularmente como ¨Los Coloraos¨.

La Archicofradía de la Preciosísima Sangre se funda el 11 de abril de 1411 por los seguidores de San Vicente Ferrer movidos por sus predicaciones en la ciudad de Murcia siendo una de las Hermandades mas antiguas de las que procesionan en dicha ciudad. Su primera sede canónica fue la Iglesia de Santa Olalla de los Catalanes teniendo como titular al Santísimo Cristo del Amparo o de la Esperanza el cuál, era muy verenado y su fama de milagroso, dio lugar a la construcción de un hospital junto a dicha Iglesia en el año 1500. En el año 1555, por razones que se desconocen, se trasladan a la vecina Iglesia del Convento de la Santísima Trinidad donde pasó algunos años reapareciendo en el Convento de los Carmelitas Calzados en el año 1589.

En 1603, se redactaron y aprobaron las primeras constituciones, no conservándose las mismas pero si las de 1625 en las cuáles, se establecían que la procesión se realizaría en la tarde del Viernes Santo una vez realizado el acto del Descendimiento. Más tarde, pasó a la jornada del Jueves Santo y finalmente, a finales del siglo XVII pasaría a la primera hora de la tarde del Miércoles Santo e incorporándose la Hermandad de Labradores del partido de San Benito con Nuestra Señora de la Soledad. Las diferencias con los frailes carmelitas, ocasionaron que la Hermandad cambiara su denominación pasando a ser Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo lo que ocasionó el encargo de una nueva imagen titular siendo este realizado como anteriormente mencionamos por Nicolas de Bussy en 1693 representando una iconografía única y rozando lo alegórico. El propio Nicolás de Bussy tallaría también para la Archicofradía las Negaciones de Pedro, El Pretorio, Ecce Homo y una nueva Virgen de la Soledad.

En 1701, los roces entre frailes y cofrades y una riada que se llevó el puente de madera que unía la ciudad con el barrio, ocasionó el traslado de las imágenes a la Iglesia de Santa Eulalia y el Convento de San Antonio pasando posteriormente a la Iglesia de la Merced siendo una época repleta de numerosos pleitos que conluyó con la Concordia y en la realización de nuevos estatutos. A finales del siglo XVIII, se encarga a Roque López, discípulo del reconocido escultor murciano Francisco Salzillo, las imágenes de la Dolorosa, que sustituyó a la Soledad de Bussy, y la Samaritana en 1799 en la cuál se inspiró en el misterio onónimo de Cartagena que realizó su maestro.

El siglo XIX, trajo dificultades para la Archicofradía por el tema de la Revolución Francesa, Guerra de Independencia, la abolución de los gremios en la Constitución de 1812, la desamortización de Mendizabal la cuál, desposeyó a los Carmelitas su Convento en el Carmen. A pesar de las disficultades que pasaba la Archicofradía, entre los años 1840 y 1864 ampliaron su patrimonio con la incorporación de nuevos pasos como el Lavatorio, las Hijas de Jerusalén y San Juan Evangelista de Santiago Baglietto y el Tribunal de Herodes de Francisco Sánchez Tapia y Pedro Franco. A comienzos del siglo XX, el escultor valenciano Juan Dorado Brisa, entrega en 1904 y 1905 el Lavatorio y San Juan y Francisco Sánchez Araciel, entrega el de Jesús en Casa de Lázaro sustituyendo al Tribunal de Herodes.

El conclicto bélico de la Guerra Civil española, gran parte del patrimonio artístico de la Archicofradía quedó totalmente destrozado. En 1940, un año después de terminar la Guerra Civil, procesionaron solamente las imágenes de la Samaritana, San Juan, la Dolorosa y un Crucificado que fue el Cristo de la Buena Muerte actualmente de Santa Clara la Real. En 1941, reapareció el Cristo de la Preciosísima Sangre meticulosa y profundamente restaurado por José Sánchez Lozano. Poco a poco, la Archicofradía iba resurgiendo e incorporando nuevos pasos con el paso de los años. En 1980, se recuperó el Retorno de la Soledad en la Madrugada del Sábado Santo pasando años mas tarde al Jueves Santo. El 9 de septiembre de 1994, fue inaugurado el Museo de la Archicofradía de la Preciosísima Sangre destinado a la exposición de su rico patrimonio. En el año 2011 , se celebró el VI Centenario de la fundación de la Archicofradía.

El Cristo de la Sangre representa simbólicamente, el largar místico donde Jesús, vierte la Sangre Redentora procedente de sus llagas sobre la que pisa, mientras un ángel-niño, recoge en un cáliz la sangre que brota del costado. La anatomía del Señor es precisa y delicada y su rostro está cargado de dolor, entrega y a su vez dulzura. La Archicofradía procesiona tanto el Miércoles como el Jueves Santo procesionando el Cristo de la Sangre la jornada del Miércoles y lo hace sobre un trono de estilo barroco y dorado realizado en los sevillanos Talleres de Caballero Farfán estrenado en 2011 coincidiendo con el VI Centenario de la Archicofradía. Le sigue un palio de respeto de seis varales y es una de las grandes devociones de la ciudad de Murcia.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies