Advertisements
Pentagrama, Sevilla

La banda sevillana “que no hacía ruido” pero suena como Los Ángeles

Sevilla es una ciudad muy particular en lo que a Semana Santa se refiere. Se vive una curiosa dualidad. Por una parte, la ciudad de la Giralda es muy propensa a valorar lo propio muy por encima de lo ajeno. Este aspecto lo podemos ver reflejado de forma muy notable en el mundillo de las bandas sevillanas. Hasta hace bien poco, que una banda foránea tocara en la Semana Santa de Sevilla parecía una quimera imposible de conseguir. Ha tenido que llegar un mastodonte bandístico -musicalmente hablando, evidentemente-, como es la Banda del Rosario de Cádiz, para derribar ese muro que los hispalenses parecían tener fabricado para que la música forastera no sonara tras un paso en la Semana Santa, con muy pocas excepciones a lo largo de muchos años.

Por otra parte, la Sevilla cofrade tiene otra curiosa tendencia, que tiene que ver con no el hecho de no salir de sota, caballo y rey. Si hablamos de bandas, a todos se nos vienen a la cabeza cuáles son las más populares de la ciudad. Sin querer entrar en nombres, puesto que no es el objetivo de este artículo, no es difícil adivinar de qué bandas de todos los estilos musicales hablamos. En cuanto a lo que decía de estar acostumbrado a sota, caballo y rey, lo destaco porque percibo que a estas bandas que cuentan hasta con fans se les permite casi cualquier cosa, dejando de lado cualquier tipo de análisis crítico. Hagan lo que hagan, bien hecho está, ya sea dejar tirada a una Hermandad -foránea por supuesto- en la calle en plena salida procesional o ya sea montar repertorios que buscan más el lucimiento personal del músico que ponerle el color musical al paso que acompañan buscando su enaltecimiento de la mano del pentagrama.

Ni que decir tiene que no todas las bandas sevillanas están a salvo de esta inmunidad crítica, y hay otro conjunto de formaciones que, hagan lo que hagan, reciben oleadas de críticas de esa Sevilla rancia que, por miedo, por desconocimiento o por mala fe -quizá todas a la vez-, no es capaz de reconocer que hay vida más allá de lo de siempre. Que hay bandas quizá no con tantos componentes o con tanta espectacularidad en su puesta en escena en la calle, pero que también son capaces de hacer muchas cosas bien, aunque en otras les quede camino por recorrer en búsqueda de la mejora. Poniendo negro sobre blanco, la vieja Hispalis es una ciudad que pone sus esfuerzos en defender a ultranza lo suyo, pero no en todos los casos. A las vacas sagradas no se las puede tocar por ningún motivo, y cualquier actuación que hagan, sea criticable o no, siempre encuentra resguardo mediático entre el silencio cómplice de la prensa y el beneplácito incondicional de sus legiones de seguidores.

Hay un conjunto de formaciones musicales con mucho menos eco mediático. Ninguno se podría decir. Pero que desde luego vienen haciendo las cosas muy bien en los últimos años. Estas bandas son ninguneadas incluso ridiculizadas con demasiada frecuencia en la ciudad de Sevilla, y pocas oportunidades -más bien ninguna- se les conceden por parte de las propias Hermandades de la ciudad. Se les señala todo lo malo y jamás se les reconoce su esfuerzo ni sus aciertos, que también existen. Hay una formación musical en particular que es de esas que nunca hacen ruido pero que, a base de trabajo, sacrificio y una encomiable labor callada, viene demostrando estar en un primerísimo nivel en lo que a calidad interpretativa se refiere.

Hablo de la Banda de Cornetas y Tambores de los Ángeles, que viene demostrando un crecimiento brutal año tras año, el cual ha llevado a la banda a empezar a ser reconocida en la justa medida fuera de sus fronteras. Especialmente, de unos meses hacia aquí en mi opinión la banda ha comenzado a subir peldaños de tres en tres, alcanzando un nivel impensable hasta hace bien poco para la formación cuyo origen se sitúa en 1992. Una nómina de músicos que en la actualidad supera la centena, unido a un repertorio que crece en número y en calidad, así como un indudable salto cualitativo a la hora de intepretar las exigentes marchas que se proponen, ha llevado a la Banda de los Ángeles a decir aquello de “aquí estamos” en sus actuaciones durante los últimos meses, que han tenido la guinda en su participación en el V Congreso de Bandas celebrado en FIBES, donde han interpretado marchas tan exigentes como “Al Compás de tu Amor, Despojado”, “A tus Brazos, Madre”, “Legión Blanca de Dios” o  “Jesús en su Flagelación”. La de los Ángeles es una banda que bebe de distintas fuentes que no se ciñen exclusivamente a las sevillanas, con diversas marchas de Rosario de Cádiz o Despojado de Granada, así como un nutrido grupo de marchas de propia composición que vienen a marcar la línea del sello personal de la banda, con especial importancia y presencia de la música de Alejandro Moreno Rodríguez, director musical de la banda hispalense. Una apuesta arriesgada que la formación sevillana emprendió hace unos años y que no les valió pocas críticas, pero que sin embargo ha sabido mantener decididamente apostando así por la música de calidad, que también existe más allá de la frontera hispalense, aunque alguno se empeñe en seguir negándolo.

Por otra parte, también me gustaría destacar que esta progresión de la que venimos hablando no es fruto de la casualidad. El trabajo y sacrificio de los músicos, ensayo tras ensayo, durante todo un año, termina dando resultados tan maravillosos como los que se vienen observando durante los últimos tiempos. Quizá deberían aprender otras formaciones musicales capitalinas, que parecen estar más pendientes de meter cabeza en Hermandades de la capital de la mano de candidaturas electorales, o de tirarse chinitas las unas a las otras, que de ensayar y mejorar a la hora de interpretar marchas, que debería ser el principal objetivo de cualquier banda. Estoy plenamente convencido de que las dos claves del gran momento que vive la Banda de los Ángeles son el trabajo y la humildad, sin grandes estridencias ni públicas ni privadas, estando siempre con los pies en la tierra y dedicándose simplemente a mejorar.

Soy de los que piensa que si estos mismos músicos tocaran en cualquier actuación con un uniforme distinto y con otro banderín que en vez de “Ángeles” rezara cualquier otro nombre de los que a usted se le puede venir fácilmente a la cabeza, se dirían maravillas de ellos a bombo y platillo. Pero como se trata de una de esas bandas que siempre ha permanecido en una segunda línea, y que jamás se ha dedicado a hacer ruido mediático,  pocas voces se atreven a contradecir a las voces de esos expertos que, como decía anteriormente, no salen de sota, caballo y rey. Reconozco que no es fácil para una Cofradía -sea de donde sea- depositar la confianza en una banda sevillana de esas que no son “grandes” -ojo a las comillas-, por desconocimiento o por el motivo que fuere, pero hay que rendirse a la evidencia de la brillante progresión que los Ángeles viene experimentando de forma más que notable. Y si una banda eleva el nivel y empieza a sonar de un modo brillante, aunque sea de esas de la segunda línea, lo justo es aplaudirlo.

Bien harían las Cofradías sevillanas en dirigir sus miradas hacia este prometedor grupo de músicos, que a pesar de no llevar una legión de seguidores cámara en mano enfocando a las cornetas, merecen la oportunidad de hacer sonar su música tras un paso de la Semana Santa de Sevilla. Inexplicablemente, solo la Hermandad del Polígono de San Pablo apuesta por ellos para abrir cortejo cada Lunes Santo. Hay en la ciudad de la Giralda una banda que no hace ruido… pero suena como los Ángeles. Ahora más que nunca.

El Prendimiento y la Fundación Don Bosco, una obra social de altura gentedepaz.es/el-prendimient… pic.twitter.com/zh5oGV8pet

Hace alrededor de 2 minutos del Twitter de Gente de Paz vía WordPress.com

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: