Córdoba, Enfoque, Opinión

La eterna espera

Si de algo sabemos los cofrades es de espera y paciencia; espera es el “impasse” en el que vivimos constantemente, los 364 días restantes del día de salida de nuestra cofradía y paciencia es la capacidad que intentamos tener durante todo ese año, y que a veces nos supera, e intentamos mitigar buscando algún recuerdo que nos lleve a ese día, una foto, un vídeo, una tertulia entre amigos.

La espera es algo que a veces odiamos pero que cuando llega el día, la amamos, no queremos que esa espera acabe nunca porque sabemos que en cuanto pase y se marche, el contador volverá a establecer su larga cuenta atrás y aquello que llevábamos esperando tanto tiempo desaparecerá como una nube de incienso.

Y es, al llegar a aquella esquina, cuando empieza a asomar la bambalina y lentamente se acerca, en aquella lenta revirá, como una espera eterna, para poder verle la cara a la Madre de Dios, aquella estampa con la que llevamos soñando todo el año, y que se convierte en un momento mágico en el que la paciencia nos juega una mala pasada pero a su vez nunca quieres que acabe, porque sabes que pronto se marchará, y en la lejanía veras su manto impregnado del recuerdo imborrable de una imagen grabada a fuego en la retina, aquel cruce de miradas que solo tú llegas a entender, mientras suena “Saeta Cordobesa” como banda sonora de unos minutos que bajo tu cubrerrostro de terciopelo azul hacen que toda la espera y la paciencia depositada tenga su recompensa.

Por suerte, de aquel momento imborrable quedó grabada para siempre esta maravillosa instantánea que hoy rescatamos de aquel Lunes Santo de 2014, en una foto de Jose A. Pérez perteneciente al archivo de la Hermandad.

Si bien este momento puede que no vuelva a repetirse en un tiempo, a buen seguro seguiremos descubriendo nuevas estampas para recordar, en las que el tiempo volverá a detenerse en una esquina cualquiera hasta poder volver a tener ese diálogo sin palabras con la Estrella que más brilla en nuestros corazones; en una espera eterna que cada vez se va haciendo más corta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies