El suspiro del Ángel, Opinión

La importancia de los detalles

Suspira el ángel porque sabe que entre capataces y costaleros, izquierdos y pasos que andan sin cambios hay quien con poco paladar desea disimular y que no se vea lo que es feo y grotesco.

Suspiros alados porque el trabajo del imaginero no es importante solo en la ejecución de Titulares, sino también en la miniatura. Y suspira porque algunos de nuestros pasos se encuentran adornados con imágenes que sólo Dios sabe de dónde habrán salido.

Suspira el querubín al recordar horrorizado que junto a él pasaron unas imágenes de San Joaquín y Santa Ana más propias de un bazar chino que de un tallista regular y se alivia al pensar que ese paso ya pasó aunque lo hizo recreándose y prolongando el espanto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies