Córdoba, Enfoque, Opinión

La izquierda cordobesa o el dilema de la rosa de Mecano

Pues verán. Todo esto es difícil de explicar, aunque los cofrades de la ciudad nos sabemos la jugada de hace ya muchos años. Vamos a intentar, siendo lo más concisos posibles, explicar las relaciones de las hermandades cordobesas con el tripartito en el gobierno de la ciudad (PSOE, IU y Ganemos Córdoba, que como todos ustedes saben está pero no está y para lo que está no veas tú la morcilla que da).

Ustedes son perfectamente conocedores de que al final en el día de ayer Urbanismo (al frente del área está Izquierda Unida y nuestro inefable Pedrito Jones) dio su visto bueno a las obras que permitirán abrir la famosa segunda puerta que permita el acceso de las cofradías de la ciudad a la Catedral. No obstante el gobierno de la ciudad lo tiene desde las últimas elecciones municipales el PSOE. El PSOE en su momento también dio su nihil obstat al traslado de la carrera oficial al entorno de la Catedral, aunque luego viniera el concejal Aumente con las rebajas y dijera que no habría ni tantos palcos ni tantas sillas como el proyecto inicial reflejaba y, en consecuencia, tampoco habría mucha pasta. Por su parte, el partido más crítico con todo lo que huele a incienso en la ciudad, Ganemos (los muchachos de Pablo e Irene, tanto monta en todos los sentidos), se reunió hace poco con la Junta de Gobierno de la Agrupación para limar asperezas e incluso acabaron diciendo que no tenían nada contra las cofradías y que, por favor, de ahora en adelantes les invitaran a cuantos actos organizaran y que si patatín que si patatán, que se besen, que se besen…. De todo lo cual se podría colegir que la relación gobierno de izquierdas de la ciudad – cofradías progresa adecuadamente, en términos EGB.

Pero he aquí que hoy, sí, hoy, toca volantazo de la izquierda para su lugar natural. Abrió fuego el diputado del PSOE por Córdoba, Antonio Hurtado, que ha reclamado al Gobierno central del país que recupere la titularidad de la Mezquita y de todos los bienes que la Iglesia católica ha inmatriculado a su favor desde 1998. Pero hombre, ¿otra vez lo mismo? – dirá usted. Sí. Otra vez. Pero he aquí que, acto seguido, llega Pedro García (el mismo Pedrito Jones que viste, calza y da licencias para aperturas de puertas catedralicias) y salta por bulerías diciendo que qué barbaridad que la Subdelegación de Gobierno aún no haya elaborado el plan de seguridad para Semana Santa (que digo yo que hay que ver lo preocupados que están este año con la seguridad y la de años que llevaban sin decir ni mu) y, ojo, que la instalación de palcos en el Patio de los Naranjos supone una privatización de lo público. Y ahora soy yo el que le dice a usted que si solamente son esos palcos lo que constituye una privatización de lo público y no los que, Dios mediante, habrá en la calle Torrijos. Puestos a preguntar yo también me preguntó si los tinglados que cada dos por tres se montan en las Tendillas o Gran Capitán no son tres cuartas de lo mismo… por poner. ¿Y Podemos? Digo, ¿y Ganemos? Pues Ganemos ya hizo lo suyo ayer votando en contra de la concesión de la licencia de apertura de la famosa segunda puerta. Hombre, puestos a dar la nota, mejor ser coherentes y empezar a dar morcilla desde el principio. Pero oiga usted de nuevo, ¿estos no dijeron que no tenían nada contra las hermandades cuando se reunieron con la gente de la Agrupación hace dos telediarios y todo era puro amor? Pues sí, pero, ¿qué quiere usted que le diga? Las cosas del amor son así.

Y por último, como coletazo final, llega la alcaldesa, a la sazón la señora Isabel Ambrosio (la siempre magnífica Chabeli), y viene a decir que la seguridad de la carrera oficial será fenomenal y que en el Patio de los Naranjos gloria bendita. Con esto ha dejado a su Teniente de Alcalde, Pedrito Jones, con los calzoncillos bajados y, ahora sí, ya queda todo claro. ¿Cómo que no? Y así son los tres partidos de la izquierda cordobesa en su afán por intentar quedar bien con todos. Así es nuestra izquierda en sus relaciones con Iglesia y cofradías, como la rosa de Mecano: no puede vivir sin nuestras ellas pero con ellas tampoco.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies