Córdoba, En mi Huerto de los olivos, Opinión, Sevilla

Las cicatrices del alma

No sé si a ustedes les pasará como a mí, que últimamente la semana se me pasa volando y parece ser que ésto sucede cuando estamos más cerca del final de año. Y de nuevo nos encontramos con otro viernes y con otro artículo. Y no puedo nada más que mirar hacia un lado y hacía otro y ver como cada día el mundo y la sociedad está más irascible, no soportamos casi nada y todo nos molesta, todo nos ofende, ¡a qué punto estamos llegando!

Todos son desavenencias, enfados, mosqueos, faltas de educación, falta de de tolerancia. Estamos en un punto que no aguantamos nada y pensamos, el que aguanta porque aguanta y los que no aguantan porque no aguantan, no tenemos un término medio. Los unos porque dicen de unos, los otros porque no aceptan una crítica. Todos no vemos las cosas de la misma manera, cada uno tiene su forma de ver y entender las cosas, es su forma de ser y por mucho que queramos no lo vamos a cambiar.

Leo en las redes sociales la cantidad de barbaridades que nos decimos los unos a los otros por cualquier cuestión. Vamos con las mentiras y los engaños por delante, con las envidias y egoísmo, con que si tú me has dicho o me has dejado de decir. De verdad no entiendo nada. ¿Qué nos pasa? Hoy es un día muy triste en la sociedad española, pero que en el mundo de las hermandades y cofradías, también lo es. Tengo claro que lo mismo que estamos pagando el haber dado tantos derechos a otros por conseguir el poder en los estamentos importantes de España, sucede en las hermandades que hemos dejado a un lado la formación y de donde provenimos, que veo que esto nos puede llegar a pasar si no ponemos remedio lo antes posible.

Y, ¿por donde voy?, esta muy claro. Hoy en día en las hermandades, Y NO HABLO POR NINGUNA EN PARTICULAR Y SI POR TODAS EN GENERAL, estamos dejando los gobiernos de la mismas juntas de gobierno, y las pongo en minúsculas, porque por tal de llegar a ser hermano mayor, vendo mi alma a los que me pueden dar los votos a cambio de dar les unos derechos que no se ganaron de ninguna manera legítima, y si con malas artimañas. He hablado en esta última semana con una serie de cofrades y todos sacábamos las mismas conclusiones. Hemos dejado la formación a un lado y nos hemos dedicado a otros menesteres, equivocándonos todos. Y creo que aún estamos a tiempo de solucionarlo porque si no las cicatrices de alma, serán muy difíciles de poder curar.

Está demostrado, porque lo vemos a continuo, que cuando se rompen esos lazos, esas cicatrices son duras y duraderas y el poder arreglarlas seguramente lleven mucho tiempo y serán muy complicadas encontrar el mismo punto donde estaban antes de romperse. Ahora que una marea joven nos va a inundar este fin de semana, que son legado de sustitución de los más mayores, deberían también ellos no ser tan egoístas pero si valientes, desde el respeto que nuestros hermanos mayores -hablo de edad- nos dieron y enseñaron en su momento y pienso que lo deberían de tener las nuevas generaciones. Se puede aprender con vídeos e internet pero hay otros aspectos que solo se aprenden estando en el meollo de las hermandades con las vivencias de unos y otros. Acordaros que el mejor patrimonio, siempre, siempre, será el humano en cada una de nuestras hermandades.

Les dejo ya. Este viernes, es un día muy duro para un español, andaluz y cordobés o un cordobés, andaluz y español, por lo que está sucediendo en nuestro país. Estamos a tiempo aún, pongamos remedio para ello. Recuerden: sean felices y extrapólenlo, no se lo guarden para ustedes. Disfruten los que puedan de estas jornadas que vamos a tener este fin de semana. Mañana con sones de marchas procesionales -no estará la mejor Agrupación Musical de Córdoba, investigaré para saber el por qué- disfruten de las bandas cordobesas y por la tarde la salida procesional de Ntra. Sra. del Amparo por las calles de la feligresía de la Axerquía cordobesa.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies