Advertisements
El Capirote, Opinión, Sevilla

Paleteiro sí, Paleteiro no

Durante varios días, algunas cuentas de Twitter comenzaban a publicar tuits donde afirmaban que Paleteiro había dejado su puesto en la hermandad de Monte-Sión. Ya sabemos, quienes estamos en las redes sociales, que bulos han surgido siempre ― y también los saben aquellos que nunca se han creado un perfil en el cosmos cibernético ―. Sin embargo, tal y como afirma el fundador de esta plataforma, la manera más rápida de conocer si una noticia es falsa o no es la de acudir a cuentas que tengan un perfil destacado dentro de la red de microblogging. No pocas veces esta red social ha “matado” a un personaje conocido, cuya información ha ido disminuyendo considerablemente al ser negada por las cuentas de los medios de comunicación o simplemente, sin hacer comentarios al respecto.

Si ya algunos hablaban de la dimisión de Paleteiro, cuando la cuenta de El Llamador en Twitter publicaba un tuit al respecto, la noticia comienza a hacerse viral. Y es ahí cuando esta información gana en veracidad porque quien está ofreciendo este dato es un medio destacable.

Podría suceder que la cuenta se hiciera eco de lo que antes se había vertido en la red del pajarito, pero soy de los que piensan que El Llamador tiene que haber tenido una fuente bastante fiable para escribir tal mensaje. Y, si tuviera que pensar que no es así, tampoco habría que ensañarse por el error cometido, que para eso ya están las cuentas que, bajo el anonimato, están publicando mensajes ― actitud, dicha sea de paso, que no comparto ―.

Mi sorpresa viene cuando esta mañana veo en Pasión en Sevilla que esta noticia es falsa, negándola el propio Paleterio. Sin embargo, lo que más me llama la atención es que, quien firma esta información, un tal Ignacio Cáceres, ― a quien no tengo el gusto de conocer ―, comienza el texto así: “durante los últimos días circula por las redes sociales el rumor de la marcha y dimisión de José Ramón Paleteiro”. ¡Vaya! Un lector ajeno al mundo cofrade y que se haya topado con esta noticia por casualidad podría pensar que qué es lo que lleva a un “periodista multimedia” ― como se define en su perfil de Twitter ―, a desmentir lo que dicen las redes sociales. Sería algo así como una noticia sobre una no noticia. Si tuviéramos que desmentir cada información que se vierte en la red, los periódicos harían tres o hasta cuatro ediciones diarias.

Otro lector podría haber accedido anoche a esta misma página y leer que Paleteiro ha dimitido. Y para ello, los responsables de esta web postean la información que El Llamador, la cuenta cofrade con más seguidores en la red social a la que nos referimos, publica, haciendo que salten las alarmas. Es decir, Gente de Paz realiza una noticia tomando como referencia un medio fiable.

El lector, si regresa a la página web donde se ha publicado la falsa dimisión de Paleteiro, podría preguntarse por qué no se cita esa cuenta que ha provocado que esta información sea publicada en los diversos medios. E incluso podría imaginarse que quien firma el texto no lo haya hecho porque colabora puntualmente con El Llamador. Y podría incluso acertar.

Y aquí viene el dilema, ¿es mejor reconocer los errores propios o preferimos omitir datos que vayan en nuestra contra a pesar de que esta actitud pueda dañar a los compañeros? El rumor, señala el DRAE en su primera acepción, es una “voz que corre entre el público”. Y, cuando el rumor es confirmado por una fuente fiable, corre el riesgo de convertirse en verdad. Gente de Paz, al igual que otros medios ― quiero pensar así ―, no se hace eco de rumores que aparecen en las redes, simplemente confía en aquellos perfiles cuya veracidad está más que probada.

🔎 Buscamos redactores y fotógrafos que quieran incorporarse al equipo de Gente de Paz. Si te interesa, contacta en el mail gentedepaz1940@gmail.com pic.twitter.com/O4wGIqKNpy

Hace alrededor de 5 minutos del Twitter de Gente de Paz vía Hootsuite

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: