Córdoba, En mi Huerto de los olivos, Opinión

Que Dios nos coja confesados

En los tiempos que vivimos en la actualidad, ahora mismo, y viendo y leyendo la cantidad de barbaridades que se escriben en las redes sociales, que según el que las lea o las interprete, las utilizamos de una manera u otra -que tire la piedra el que esté libre de pecado- me da un escalofrío porque veo que se respeta muy, muy poco la verdad, la experiencia y la antigüedad.

Estamos ahora mismo en una disposición en que si no me gusta lo que hacen unos, lo critico, hasta ahí bien. Siempre y cuando la crítica sea constructiva y formadora, que muy, muy pocas veces así ocurre. Nos hemos tomado la licencia, sin haberla obtenido, simplemente me la tomo porque como esto es una democracia, pues puedo decir lo que se me antoje y de la manera que se me antoje, sin importarme las consecuencias que ello pueda acaecer.

Volvemos a hablar de la falta de respeto, la tolerancia, la solidaridad, sólo vemos lo que a nosotros nos interesa y no nos importa nada más. Sólo estamos pendientes de qué decir y cuanto más daño pueda hacer, me da igual, que se jodan… Así va a ser muy complicado que podamos llegar a buen puerto, y lo vamos a ir viendo poco a poco, porque creo que nos estamos pasando de la raya.

Es verdad, que cada uno se manifiesta, según le va en el envite, pero no es menos cierto que si se toman unas decisiones es, normalmente, por el bien del conjunto y no por el bien mio. Esto es muy difícil de dirigir por unos y por otros. Siempre se verá el vaso medio lleno o medio vacío. Aquí cada uno seguirá mirándose su ombligo que es lo triste de todo esto, seguiremos metidos en nuestro “yoismo“, que al final es lo que nos importa. Las consecuencias que puedan acarrear mis expresiones me importan poco como les afecte a los demás. Es duro y triste, pero en casi todos los aspectos es la realidad.

Bueno, pasando a otros temas de más contenido cofrade tenemos la agenda repleta de cultos y actividades por doquier, quién nos iba a decir que se viviría un mes de Noviembre con tanta intensidad como la que vivimos hoy en día. Es impresionante como las redes sociales nos informan de la actualidad, que para eso si son muy buenas, y no para utilizarlas a nuestro antojo y en detrimento de los demás.

La vida de las hermandades están hirviendo con los diversos actos de cada una de ellas. Las noticias se agolpan y con ello la información rápida y audaz para darlas por medio de esta web de Gente de Paz. Estamos convencidos que les interesa sobremanera, aunque de vez en cuando salga alguna que no nos guste tanto, pero así es la vida, tanto para lo bueno como para lo malo.

Así, este fin de semana además de unas pocas misas de difuntos por nuestros hermanos fallecidos, tenemos algún besamanos y un Rosario Matinal que se recupera después de años sin hacerse. Enhorabuena a la hermandad del Carmen de Puerta Nueva por recuperar actos que son buenos recuperar y así poder adoctrinar como se debe adoctrinar a los fieles y hermanos.

Hay otros temas muy candentes y a la vez peliagudos que dejaremos para que el tiempo coloque a cada uno en su sitio. Es mejor ser prudentes que candentes, y así alejarnos un poco para ver mejor vaya a ser que al estar tan cerca, los primeros árboles no nos dejen ver el bosque que hay tras ellos.

También le voy a dar la enhorabuena al Cabildo y a la Agrupación por el acuerdo económico al que han llegado por el bien de las hermandades de Córdoba -eso espero- que no va a ser todo malo, -que hay bastante- pero todo a su tiempo y momento. A otros que hay que darles la enhorabuena es a la hermandad de Ánimas con el montaje de sus cultos, una verdadera catequesis que hace mucha falta hoy en día y menos sálvame cofrade, que hay demasiado.

Quedan pocos días para nuevos y bonitos retos, llenos de ilusión, de responsabilidad, de pasión que con honradez, humildad, disciplina y un ambiente bueno se podrá llegar a metas fantásticas para todos. Y recuerden no hay palabras mal escritas, sino mal interpretadas.

Sean felices y extrapólenlo no se queden con eso sólo para ustedes, si sacan su peor lado y lo manifiestan hagan lo mismo con el lado bueno, que a lo mejor les sienta hasta mejor a ustedes una sonrisa en la cara. Recuerden que con una sonrisa se abren más puertas. Que la vida se nos puede ir en un abrir y cerrar de ojos e irnos amargados y enfadados no es bueno para nadie.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies