Córdoba, Costal

¿Será éste el próximo capataz de la Fuensanta?

La llegada del ocaso del curso cofrade no es óbice para que aminore la proliferación de rumores y especulaciones que se multiplican con fruición alrededor de la información cofrade, fundamentalmente alrededor de los dos asuntos estrella que suelen generar el mayor número de noticias y que se sitúan a la cabeza de las conjeturas que inevitablemente se producen cada año por estas fechas, capataces y bandas.

Uno de los asuntos que estas últimas semanas está acaparando buena parte de los comentarios que circulan alrededor de las cofradías cordobesas es la elección del capataz que tendrá el privilegio de guiar a la Patrona de la ciudad y de las hermandades cordobesas, Nuestra Señora de la Fuensanta Coronada, el próximo mes de septiembre. Cabe recordar que desde que la Agrupación de Cofradías -durante el mandato de Juan Villalba- decidiera que la Santísima Virgen realizase salida procesional, el máximo órgano de representación de las Cofradías cordobesas instauró la política de convertir en rotatorio el puesto de capataz.

Con la mirada puesta en esta premisa y considerando que el criterio de elección del capataz se fundamenta en que la persona seleccionada tenga sobre sus espaldas una contrastada y amplia trayectoria en el mundo del martillo, muchas voces apuntan que la persona ideal para ostentar el honor de dirigir el paso de la Co-Patrona de Córdoba en 2017 debería ser Félix Pelayo, cuya figura se adecua a la perfección al mencionado criterio, motivo por el cual su nombre ocupa un lugar preferente en buena parte de las quinielas si bien nada ha trascendido oficialmente al respecto.

Pelayo es capataz del primer paso de su hermandad desde 1984, el de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, cuando asumió la difícil tarea con tan sólo 17 años y hermano mayor de la corporación del Alcázar Viejo desde 2006 hasta ser sustituido por Manuel Díaz en julio de 2014. Pelayo, que es además miembro de la comisión de Estación de Penitencia de la Agrupación de Cofradías, sustituiría en el puesto a Patricio Carmona que a su vez sucedió al tándem formado por Lorenzo de Juan y Javier Romero que ejercieron está gratificante labor en el Regina Mater y en la salida de septiembre, en 2015.

Sea Pelayo o no la persona elegida, lo cierto es que su intachable curriculum y el prestigio que acumula le hace merecedor de ocupar un puesto que se ha convertido con el transcurso de los años en todo un reconocimiento a la labor y a la trayectoria de aquellos capataces que de un modo u otro han marcado una época al frente de las diversas cuadrillas que mandan o han mandado. Félix Pelayo cumple con creces los requisitos requeridos, por lo que son muchos los que defienden su idoneidad, pese a que ya estuvo en las quinielas el año pasado y quienes eligen se decantaron por otro compañero con una trayectoria más longeva. Más allá de especulaciones y a la espera de que quienes deben hacerlo se pronuncien al respecto, la pregunta está en la calle: ¿Será éste el próximo capataz de la Fuensanta?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies