Córdoba, De trama simple, Opinión, Sevilla

Textos robados

Siempre han existido corrillos, comentarios y opiniones en torno a variados temas, y estos comentarios u opiniones no han transcendido más allá de aquel lugar en el que se hicieron, bien es verdad que Whatsapp da mucho juego y cuando se quiere hacer daño y se sacan de contexto conversaciones o parte de ellas violando la confianza y la privacidad que se supone entre los que dialogan en un grupo cerrado y privado, aún más.

La pena es que esta situación, que puede ser constitutiva de delito (pues se consideran de carácter personal todas las comunicaciones que se hayan tenido con amigos, familia, parejas y exparejas, o relacionados, siempre que afecte a la integridad de la persona o se considere que se ha violado la intimidad de éstas) es cada vez más frecuente, puede que por desconocimiento o por falta de moral, pero los pantallazos o la difusión interesada de conversaciones se está convirtiendo en algo muy común, convirtiendo esta forma de comunicación en un cauce perfecto para el cotilleo.

El mundo cofrade no queda al margen, está tan integrado en nuestro día a día y es tan común que podemos decir que somos consumidores asiduos de esta actividad. El problema llega cuando además se busca ser lesivo con personas o entidades, y con su difusión se pretende o se provoca un mal entendido y confrontación entre partes, pues, si no se conoce el contexto, difícilmente se podrán entender textos sacados de determinadas conversaciones.

Muchos de ustedes pueden pensar que los blogs o medios de comunicación que han basado sus informaciones en el tema cofrade, sin ir más lejos este que usted está leyendo ahora, son o han sido en gran medida los culpables de estas situaciones, pero realmente existe una gran diferencia entre un posado y un robado, entre lo público y lo privado, entre la opinión y la noticia. En estos medios se escribe públicamente, a cara descubierta, artículos firmados por personas que tienen nombre y apellidos y que vierten sus opiniones sobre determinados temas ejerciendo el derecho de la libertad de expresión y de opinión generando una corriente de comunicación que permita el enriquecimiento de las partes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies