Advertisements
Cádiz, El Rincón de Costal Hero, Opinión, Sevilla

Un comunicado carajote y un carajote todavía más carajote

¡Tos por igual valientes! ¡A esta es!

No dejan de sorprenderme las cofradías en su afán de situarse en una trinchera frente a los medios de comunicación, como si los medios fuesen el enemigo en lugar de unos agentes que están ahí para trasladar las cosas que pasan, servir de cauce para publicitar todo lo que se hace y cuando toca opinar, eso que tanto miedito da a algunos, dar su visión de lo que se cree mejorable o aplaudible, según el caso. También para salir en defensa de las hermandades en un tiempo en el que parece que el deporte nacional de parte de la sociedad es atacar a la iglesia y a las cofradías. En estas estábamos cuando algunas hermandades decidieron tirar por la calle de en medio y atacar a la mano que sale en su defensa. Resulta que el amigo Cretario, con el que he mostrado discrepancias en más de una ocasión, salió en defensa de las cofradías que vienen sufriendo el hostigamiento de cierto sector social en los últimos tiempos, con especial énfasis en lo que un día fue la Sevilla Roja, exactamente en lo mismo que corre el riesgo de convertirse en los últimos tiempos, gracias a la expansión como una mancha de aceite de los círculos morados que tanto enfrentamiento están provocando entre unos y los que han querido situar enfrente. Cretario relacionó el pasado domingo una serie de hechos de dominio público que se han producido en los últimos tiempos, que el periodista achaca a los alegres chicos que forman parte de ese conglomerado podemita que, en su opinión, se ha instalado en el Barrio de la Macarena y, ¿por qué no decirlo? de la acción de un ayuntamiento no tan cercano a las cofradías como antaño. Su relación terminaba con una presunta demora de los necesarios permisos a Los Estudiantes que había provocado que un acto previsto inicialmente para mayo se haya tenido que trasladar a octubre. El resto ya lo saben. La hermandad saca un comunicado desmintiendo al medio que, más allá de que alguien le pueda haber inducido a error (el que tiene boca se equivoca) lo único que ha hecho es sacar la cara por las hermandades. Me figuro, mi arma, que hay un resquemor de partida que ha provocado el comunicado, porque si no, no se entiende semejante exceso por parte de la hermandad. Esto, si hay buena voluntad y teniendo en cuenta que de lo que se trataba era de defender a las hermandades, se arregla con una llamadita a quien corresponda aclarando lo que haya que aclarar. Pero en ningún caso saliendo a defender al ayuntamiento, que es lo que ha hecho la hermandad, con tal de atizar al medio. Si nos zurramos entre nosotros mal nos va a ir en esta guerra (valga la expresión)… y el ayuntamiento que levante la voz si quiere. Porque lo que me quedaba por ver es que sea una hermandad la que saque un comunicado para defender al ayuntamiento. Endeluego la realidad supera a la ficción.

Conste que a mí el mundillo rociero me pilla bastante de lejos, mi arma, pero la que está liando el Kichi con su supuesta defensa de los animales es de traca gorda. Yo sabía que el personaje, antes o después la iba a liar parda, por eso me he preocupado en informarme con un amigo de Triana, para entender por qué el simpecado rociero no es como los demás. Reconozco que siempre me ha llamado la atención el que se le de culto al simpecado, desde mi desconocimiento de capillita jartible y profano que le pondría al paso de la Virgen del Rocío un llamador y a Antonio Santiago delante… y ya si eso al Carmen de Salteras para redondear la cosa. Pero, bromas aparte, si a mí me ha sido tan sencillo culturizarme un poquito, digo yo que para alguien que no hace otra cosa en la vida que ser alcalde de Cádiz, que tampoco es para matarse, le hubiese bastado con preguntar. El simpecado rociero es titular de cada hermandad filial. Es la representación de la Virgen que, como está en Almonte, se sustituye por este elemento. ¿Que la podrían haber sustituido por una reproducción de la imagen y así hasta los capillitas más recalcitrantes lo entendería? Pues sí, pero entonces ser rociero sería idéntico a ser cofrade y al revés. Y aquí cada mundillo tiene sus propias particularidades. Y la carreta es su trono, su paso, así de claro. El altar itinerante que dirían los que usan este lenguaje tan poéticamente barroco en el que portan a su titular. ¿Sacarían en una extraordinaria a la Macarena en parihuela? Pues lo mismo. A ver por qué los rocieros de Cádiz van a tener que llevar su simpecado en la mano. ¿Que otros lo han hecho antes? Pues ejerciendo su libertad. Yo tampoco sacaría a la Macarena en parihuela, pero si su hermandad así lo decide, ¿quiénes somos los demás para negárselo? Y al revés, ¿quiénes somos los demás para imponer a los rocieros que saquen a su titular como nos dé la gana a terceros? ¿Qué carajo van a sufrir los mulos por participar en la Magna, picha? Los mulos y los bueyes que llevan a las carretas son seguramente los animales mejor cuidados que pisan la tierra y las personas que los cuidan las que con mayor cariño les pueden tratar, mucho más cariño desde luego que el que pueda sentir por ellos el carajote este del Kichi que está utilizando todo el rollo de defensa animal como siempre para estar en el candelero de gratis que es lo único que saben hacer los podemitas, tirar permanentemente fuegos artificiales para llamar la atención.

¡Ahí queó!

Advertisements

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: