Sin categoría

97 años Coronada



Raquel Medina. 97 años han pasado de aquel 8 de junio de 1919, día en el que la Reina de los Cielos fue coronada canónicamente en El Real, esa plaza a los pies de las marismas que cada año acoge la Pontifical de Pentecostés.

Todo empezó a gestarse por el artículo del canónico de Sevilla y natural del pueblo de Hinojos, que llevó por título «La pelota está en el tejado», posiblemente inspirado en el cuento «El Traje de Luces», donde se habla de la Coronación de la Virgen, o no, ¿quién sabe? En este artículo, el sacerdote pedía claramente la Coronación para la veneradísima Imagen mariana y a él se adherieron, entre otros, el alcalde a Almonte.
Como bien se sabe, este escrito tuvo su efecto, ya que al año siguiente la Imagen fue coronada. Como preparativos, se realizaron dos Juntas, una de hombres y otra de mujeres con el fin de recaudar dinero para dar forma a la idea. Se envió a la Santa Sede las Preces de Ritual y una hoja informativa donde se explicaba que se realizaría con todo los recogido.
La presea que luce la Virgen es obra de D. Ricardo Espinosa de los Monteros,y como bien hemos dicho, salió de las donaciones particulares. Fue la segunda idea que se propuso, y pertenecía a Muñoz y Pabón, con modificaciones. Esta realizada en oro
macizo y piedras preciosas.
El día de antes la Hermandad Matriz recibió a todas las filiales en el atrio del Santuario, al comenzar la Santa Misa. El mismo día 8 de junio, a las 05:00 horas, la Imagen fue trasladada al Real, aunque hasta las 10:00 horas no diese comienzo el acto, con la lectura de la autorización pontificia, la bendición de la
corona y el juramento de los señores que actuaron: de notario, D. José
Moreno Soldán, hermano Mayor de La Palma y de testigos : D. Manuel
Márquez Gómez, cura párroco de Almonte; D. Juan Acevedo Medina, Alcalde;
D. José Villa Báñez, presidente de la Hdad. Matriz y D. Ignacio de
Cepeda y Sódan.; de que habían de custodiarla fielmente. Tras estos momentos dio comienzo la Misa, estando la sagrada cátedra ocupada por por Don Miguel
Castillo Rosales, con él estuvieron el diácono Don Rafael Carnevali y el subdiácono
Don Juan Pablo Osorno. Tras la homilía llegó el gran momento y, tras coronar al Divino Pastorcito, Muñoz y Pabón ofreció la corona de la Reina Marismeña al Cardenal Arzobispo, quien pronunció lo siguiente: “Así como te coronamos en la
tierra, merezcamos, por tu intercesión ser coronados en el Cielo”. El momento se inmortalizó a las 11:15 horas.
Terminada la eucaristía, entre vivas, palmas y una gran algarabía y devotos, dio comienzo la procesión que llevaría a la Patrona de Almonte hasta el altar del Santuario.
Ahora la mirada de los rocieros está en el año 2019, cuando se celebrará el I Centenario de la Coronación, estando a la espera de que la Hermandad Matriz de Almonte haga público el programa de actos para conmemorar tal importante acontecimiento.

Fuente Fotográfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup