Verde Esperanza

Aromas de Lunes Santo

            Cuando aún sobrevuele el ambiente el aroma fresco del primer incienso que perfumó las calles, aún inunden las aceras las primeras gotas de cera, retumben entre los muros de la ciudad los ecos del Domingo de Ramos, invadan nuestro pensamiento las recientes chicotás del día anterior…

El sueño habrá comenzado y nuestro corazón reclamará más momentos que almacenar en él. Hagámosle caso y tratemos de disfrutar de cada momento en la calle, dejándonos llevar por el sentimiento cofrade que inundará cada esquina y callejón. Los momentos especiales se grabarán a fuego en nuestra memoria.
Pensad que el resto del año nuestro espíritu cofrade se alimentará de todos los recuerdos y sensaciones de estos días tan especiales como fugaces. Ese tesoro ha de ser tan poderoso como para ser capaz de ayudarnos a aliviar la más bonita de las esperas.

Aromas de Lunes Santo,
De la calzada hasta el cielo,
Engalanada con tu manto,
Camina la flor de mis anhelos.
Aromas de Lunes Santo,
Quién pudiera ser pañuelo,
Para consolar tu amargo llanto,
Y darte caricias de consuelo.
José Barea

Fuente fotográfica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.