Sin categoría

Beatificación de once mártires cordobeses

Tarragona acoge hoy el mayor proceso para honrar a los mártires del siglo XX Entre los 522 nuevos beatos, diez carmelitas fueron asesinados en los conventos de Montoro e Hinojosa del Duque en el inicio de la Guerra Civil.
Once mártires cordobeses serán beatificados hoy en Tarragona. Formarán parte del mayor proceso de beatificación de la historia. Cuatro de estos religiosos murieron en Montoro, seis en Hinojosa del Duque y uno, nacido en Lucena, en Málaga. La causa de todos ellos, excepto la del mártir lucentino, se inició en 1958, aunque el decreto de martirio fue otorgado en Roma el 1 de julio del 2010. «La beatificación es un proceso largo y muy documentado», indica Miguel Varona, director del secretariado para las causas de los santos de la diócesis, «¿Que por qué beatificamos? Porque tenemos derecho a reconocer que estos hombres dieron su vida por la fe». «El término correcto es mártires del siglo XX. En 1931 comenzó la persecución religiosa en España –explica– y duró hasta el final de la guerra en 1939. Todos los muertos merecen respeto y dignidad en su sepultura».
El 22 de julio de 1936 fueron asesinados en Montoro el padre José María Mateos y el padre Eliseo María Durán y los frailes Jaime María Carretero y Ramón María Pérez. A principios del 2013, sus restos fueron exhumados de la tumba donde estaban enterrados en el cementerio de Montoro. Tras su beatificación, las reliquias irán a los distintos conventos de la Orden Carmelita para honrar su culto. El 14 de agosto del 36, en el convento y seminario de los carmelitas de Hinojosa mataron a tres sacerdotes: José María Ruiz, Antonio María Martín y Pedro Velasco. Días antes, José González, otro de los carmelitas de ese mismo convento, fue trasladado a Pueblonuevo, donde lo mataron el 27 de julio de 1936. El último, Carmelo María Moyano, fue asesinado el 23 de septiembre de aquel mismo año. En el caso de los carmelitas de Hinojosa se optó por no exhumar sus restos, ya que en la misma fosa se hallaban junto a otros fallecidos.

Se espera que 24.000 personas acudan a Tarragona. Con la delegación cordobesa viajarán el obispo Demetrio Fernández; el vicario general, Francisco Jesús Orozco; y Miguel Varona. Desde Montoro, la Cofradía de la Virgen del Carmen ha organizando esta peregrinación y desde Hinojosa también se han sumado. «Para nuestra diócesis es tanto un momento de alegría por el reconocimiento de sus martirios, como un impulso para la causa de Juan Elías y compañeros mártires, aún en estudio en Roma», indicó Varona. El día 19, el obispo presidirá una misa en Montoro y se celebrará otra en Hinojosa el día 20 de octubre.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup