Candelabro de cola

Candelabro de cola: Las noches en blanco

Corría el año 1989. En aquel año,
una vez que la cruz de guía de la Borriquita había hecho su entrada en San
Lorenzo, aún restaban cuatro horas para que la primera Cofradía de la tarde en
hacer carrera oficial –por aquel entonces la del Cerro- llegara al palco de
toma de horas situado en Claudio Marcelo. Y es que en 25 años el adelanto de la
entrada en el itinerario común en la mayoría de las jornadas de Semana Santa ha
tenido como consecuencia ineludible el regreso anticipado de las Cofradías a
sus templos. Y ello se ha traducido, para gusto del que escribe, en la triste
pérdida de las Hermandades en las primeras horas de las madrugadas.

En 2014, la jornada del Domingo
de Ramos, concluyó con la Cofradía del Cerro, cuya entrada estaba prevista a
partir de la 1.15 de la madrugada. Aparte de la citada, solamente el Rescatado
regresaba a los Padres de Gracia más tarde de la media noche. Veinticinco años
atrás, el Cerro y el Huerto entraban a la 1.30 horas, mientras que el Rescatado
lo hacía en torno a las 2 y la Esperanza, por su parte, hacía lo propio a las
2.35 horas.
Lunes Santo. En 1989, cuando la
jornada contaba solamente con cuatro Cofradías, la primera en hacer carrera
oficial era la Sentencia, que salía de San Nicolás a las 17.30 horas y llegaba
a Capitulares tres horas más tarde. Hoy día la primera Hermandad del día, la
Merced alcanza la carrera oficial a las siete y media de la tarde, una hora
antes de lo que lo hacía la Sentencia un cuarto de siglo antes. En 1989, la
Sentencia, que era también la primera en retornar a su céntrica iglesia, lo
hacía a partir de las 23.30 horas. Ahora lo hace a partir de  las 22.30, con un exiguo recorrido empleando
la calle Gondomar una vez abandona las Tendillas para alcanzar San Nicolás. En
1989 Ánimas mantenía su horario actual de regreso a San Lorenzo a la 1 de la
madrugada, mientras que el Vía Crucis se mantenía en las calles hasta cerca de
las 2 y la Merced entraba en el Zumbacón más allá de las 2.30 de la madrugada.
Hoy Ánimas es la Cofradía que cierra el Lunes Santo.
La tercera jornada de nuestra
Semana Santa ha ganado dos Cofradías en los últimos 25 años y ha adelantado la
entrada en la carrera oficial en 2 horas. Excepción hecha del Císter (que como
consecuencia de su Estación de Penitencia en la Catedral ha retrasado su
encierro en una hora), las otras tres corporaciones del Martes Santo han
adelantado la entrada en sus templos: una hora el Buen Suceso y en torno a las
dos horas en el caso de Santa Faz y Prendimiento.
El Miércoles Santo no es
excepción a la tendencia descrita en las anteriores jornadas. En 1989 la
primera Cofradía en concluir su Estación de Penitencia era la Paz y Esperanza,
rondando la 1 de la madrugada ya del Jueves Santo. Pasión y Calvario lo hacían a
partir de la 1.15 y Misericordia regresaba a la Catedral (desde donde iniciaba
su Estación de Penitencia por el cierre de San Pedro) a las 3 de madrugada:
nada descabellado si tenemos en cuenta que la cruz de guía de los espejos había
salido del primer templo de la ciudad a las 20.45 horas. Actualmente la
corporación de San Pedro hace su entrada en la Basílica Menor en torno a la una
menos cuarto y solamente la Piedad de las Palmeras regresa más tarde a la
parroquia de San Antonio María Claret.
No entramos a analizar el Jueves
Santo porque ya lo hicimos en esta misma sección hace tres semanas. En cambio,
en lo que concierne al Viernes Santo, y a pesar de que la hora de entrada en
carrera oficial de la primera Hermandad del día se ha mantenido (las 19.30 horas)
tanto Descendimiento como Santo Sepulcro –últimas Cofradías en las calles hace
25 años- han adelantado el regreso a sus templos en una hora y hora y media
respectivamente.
Hay jornadas de la Semana Santa
de Córdoba que para la gente que trabaja por las tardes resultan francamente
difíciles para poder ver ni siquiera a la mitad de las Hermandades del día. Yo
entiendo que en la actualidad tener una Cofradía en las calles hasta las 3 de
la madrugada no tiene demasiado sentido (más si se da el caso de que el día
siguiente es laborable), pero una cosa es eso y otra que a poco más de la media
noche solamente se pueda contemplar una Hermandad en el mejor de los casos. Y
es que nos están dejando las noches en blanco.
Marcos Fernán Caballero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup