Candelabro de cola

Candelabro de cola: Nuestra auténtica tradición

Sobreponiéndonos a la noche del 31 de octubre, que de víspera de Todos los Santos ha pasado a ser, muy tristemente, la noche del esperpento y la mamarrachada de Halloween –con la inexplicable participación de un par de hermandades gaditanas que encomendándose no sé a quién entendieron que tenían algo que celebrar de su profunda tradición norteamericana-, hoy estamos ante uno de esos días grandes con el que los cofrades pueden deleitar sus sentidos en varios templos de la ciudad.

De Capuchinos partirá en rosario matinal Nuestra Señora Reina de los Ángeles a visitar las calles de su feligresía. Buena ocasión para dejarse cautivar de cerca por la belleza de esta Virgen de piel morena que gubiara Luís Álvarez Duarte para la Hermandad del Císter.
En el entorno de San Pablo – Realejo podrán visitarse los besamanos de tres de las Dolorosas más bellas de la ciudad. En el antiguo templo dominico de dimensiones catedralicias Nuestra Señora del Rosario en Sus Misterios Dolorosos Coronada recibirá la visita de cientos de fieles en su sede canónica. Una recomendación: no dejen de visitar a la Titular de la Expiración en el momento en que la luz del mediodía invada la capilla de la Hermandad y cree una atmósfera única al combinarse con las volutas que el incienso dibujará en torno a la Reina de San Pablo. 
Apenas unos metros más abajo, la Parroquia de San Andrés verá a la Rosa excelsa de la Cofradía del Buen Suceso presidir su nave central. Hermosa Virgen de la Caridad, una de las mejores obras contemporáneas de las que la Semana Santa de Córdoba puede presumir. Y, por supuesto, no le irá a la zaga Nuestra Señora Madre de Dios en Sus Tristezas en la Parroquia de San Lorenzo, que tenderá sus delicadas manos entrelazadas a los fieles como consuelo al drama del fastuoso calvario que el antiguo Cristo de los Remedios presidirá durante  el Quinario que ese mismo día tendrá su inicio.
Ya a la caída de la tarde, Nuestra Señora del Carmen Coronada abandonará la Cuesta de San Cayetano para visitar en su rosario vespertino a la Señora de Córdoba en San Jacinto. 
El broche perfecto a una jornada tan completa lo pone la salida procesional de Nuestra Señora del Amparo. La procesión de la Titular letífica de la Hermandad de la Oración en el Huerto se ha consolidado con merecimiento como una de las citas imprescindibles para los cofrades de buen paladar. Atractivo recorrido, cuidado repertorio musical, precioso exorno floral… no hay excusas para no darse cita en la antigua calle de la Feria.
Ahí es nada…
Marcos Fernán Caballero




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup