Córdoba, ⚓ Costal, ⭐ Portada

Carlos Lara dimite como capataz del Calvario

La Junta de Gobierno de la Hermandad de Jesús del Calvario de Córdoba tendrá que buscar a la persona apropiada para iniciar una nueva etapa en lo que respecta a la cuadrilla del primer paso de la cofradía toda vez que quien ha ejercido de capataz en los últimos años, Carlos Lara, no seguirá realizando esta labor por determinadas discrepancias surgidas en los últimos tiempos a la hora de gestionar la cuadrilla, lo que ha inducido al capataz a presentar su dimisión al hermano mayor de la hermandad, propiciando un punto de inflexión que culminará con el nombramiento de su sucesor.

El propio Carlos Lara ha explicado a este medio que no está en su ánimo entrar en ningún tipo de polémica, más bien al contrario, ha subrayado que le ha costado mucho tomar esta decisión así como su agradecimiento por la confianza depositada en su trabajo y en el de su equipo todos estos años. No obstante ha querido dejar claro que “si una hermandad quiere sacar sus pasos a costal, las cuadrillas deben ser un patrimonio de la cofradía” añadiendo que “la salud de las personas siempre han de estar por delante de una papeleta de sitio” incidiendo en que no puede compartir la decisión de que solamente quienes la abonen puedan conformar la cuadrilla, entre otros motivos, y sin entrar en otras consideraciones, “por el perjuicio que soportarían quienes permanezcan en ella”.

Carlos Lara Luque quien ha compaginado en los últimos años este cargo con su magnífico trabajo como capataz del misterio de la Sagrada Cena, del paso de palio de la Concepción de las Penas de Santiago y del paso de la Soledad franciscana y tiene en su currículum una exitosa trayectoria previa como capataz del palio de la Virgen de la Trinidad de la Santa Faz, ha venido demostrando su valía como capataz de la cuadrilla costalera del Nazareno de San Lorenzo desde el Miércoles Santo de 2017, evidenciando una madurez propia de quien desempeña dicho oficio con la naturalidad de que dota tanto la capacidad técnica como cualidades innatas para llevarlo a cabo. Labor como capataz que desarrolla con indiscutible solvencia, lo que demuestra que su no continuidad obedece a razones de otra índole más relacionada con aspectos adyacentes que a su desempeño ante el martillo.

Un papel más que notable pese a que ha tenido que lidiar con una compleja situación de crisis heredada y una indiscutible inestabilidad que tuvo su origen en la destitución de Fernando Chiachio en 2014 y que solamente, la buena gestión de Lara pudo encauzar de manera notable desde que se hizo cargo del primer paso de la cofradía de San Lorenzo. Sea como fuere, se abre un nuevo horizonte para la cuadrilla de Jesús del Calvario. Un horizonte en el que todo se halla por edificar. Una historia por escribir para la que será nuevamente el tiempo quien otorgue a las decisiones adoptadas en los últimos tiempos la categoría de éxito.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup