El Cirineo

El Cirineo: Cofradías y Cruces de Mayo

Hermandad de la Paz y Esperanza
Todo preparado. Desde hoy y hasta el próximo domingo se celebran en la ciudad de Córdoba las Cruces de Mayo, una tradicional fiesta cuyo origen histórico parece estar en el hallazgo por Santa Elena de la cruz donde murió Cristo. Lo cierto es que el arraigo popular de la fiesta proviene de ciertas celebraciones de los romanos. La historia, con mucho de leyenda, narra como en el emperador Constantino I el Grande, en el sexto año de su reinado, se enfrenta contra los bárbaros a orillas del Danubio, en una batalla cuya victoria se cree imposible a causa de la magnitud del ejército enemigo. Una noche, Constantino tiene una visión en el cielo en la que se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, «In hoc signo vinces» (Con esta señal vencerás). El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército, que entonces venció sin dificultad a la multitud enemiga. 
De vuelta a la ciudad, averiguado el significado de la Cruz, Constantino se hizo bautizar en la religión cristiana y mandó edificar iglesias. Enseguida envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Una vez en la ciudad sagrada, Elena mandó llamar a los más sabios sacerdotes para hallar el lugar donde se encontraba la Cruz. En el monte Gólgota, donde la tradición situaba la muerte de Cristo, encontró tres maderos ensangrentados ocultos y para descubrir cuál era la verdadera cruz donde falleció Cristo, colocó una a una las cruces sobre personas enfermas, e incluso muertos, que se curaron o resucitaron al tocar la cruz que había sido la de Cristo. A partir de ahí nació la veneración a la Santa Cruz, ya que Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz.
Actualmente, la liturgia cristiana ha eliminado esta fiesta de su calendario, quedando unificada con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, celebrada el 14 de septiembre, fiesta de origen similar.
Las Cruces de Mayo en Córdoba
Hay constancia de que en los años veinte del siglo pasado fueron expuestas las primeras Cruces de Mayo en algunos patios vecinales y otras en plazas o calles de los barrios populares. En los años cuarenta eran escasas las expuestas, había alguna, como en la plaza del Moreno (Barrio del matadero viejo o de los toreros) que mantenía la tradición, en el barrio de la Huerta de la Reina o en el Alcázar Viejo. A finales de esta década solían montarse en los recintos de los cines de verano como Delicias, Cinema España, Avenida, San Cayetano; donde estaban expuestas y eran amenizadas por orquestas como la de los Hermanos Conde.
El primer concurso de las Cruces de Mayo organizado por el Ayuntamiento de Córdoba se celebró en el año 1953 siendo alcalde Antonio Cruz Conde. Durante los años 1953 y 1954 se realizaron las cruces conjuntamente con los patios, pues compartían espacio, como la expuesta en la casa nº30 de la calle Montero que obtuvo el primer premio, montada por la Peña Los 14 Pollitos. Se independizaron de los patios en el año 1954 con concursos diferenciados.
Cruz de Mayo, en la calle Montero nº30 año 1953.
Fueron las peñas en los años cincuenta y sesenta las que animaron esta festividad instalando cruces. A partir de 1974 hay constancia de que una hermandad y cofradía (Hermandad del Nazareno) empieza el montaje de una Cruz de Mayo, dado pie a que otras cofradías sigan su ejemplo. En la actualidad, son éstas las principales participes de este evento, pues han desplazado a la peñas que participan especialmente en las Romerías. También algunas asociaciones de vecinos empezaron la instalación de Cruces desde mediados de los años setenta.
Es conjuntamente con las Rejas y Balcones y los Patios uno de los eventos que engrandecen y embellecen al mayo cordobés, haciendo que los paseantes callejeros disfruten visualmente de tan agradables entornos.
Cruz en la plaza de las Beatillas año 1957.
Fundamentalmente desde el último tercio del siglo XX la fiesta goza de una fuerza incuestionable a pesar de los sucesivos recortes de horarios de apertura y la negativa influencia que el deleznable botellón ejerce, particularmente en la última década y la inacción para erradicarlo de las sucesivas Corporaciones Municipales, de uno y otro signo, más preocupadas por poner palos en las ruedas de las hermandades y asociaciones que año tras año luchan por mantener viva una fiesta de todos los cordobeses.
La prueba de ello la hemos encontrado esta primavera con las noticias que daban a entender que algunas de las cruces con asistencia más masiva, como las de Santa Marina o Bailío no podrían montar barra en su Cruz de Mayo. Tras una ardua polémica, como en tantas otras ocasiones, la inquietante noticia quedó finalmente en una artimaña para sondear la reacción de la población y en la reubicación de algunas de las barras, como la de Santa Marina. De manera que la forma de acabar con el botellón en las cruces no es, al parecer impedir el propio botellón, sino la cruz junto a la que se forman.
Veremos este año si estos esfuerzos municipales se centran en lo que de verdad deberían centrarse, en erradicar los botellones junto a las cruces que ofrecen una imagen lamentable de las mismas y perjudican seriamente el legítimo negocio que desarrollan las entidades que las montan. El último capítulo de este lamentable trato por parte del Gobierno Municipal, lo hemos encontrado con lo sucedido a la Hermandad de Los Dolores que tras recibir la sugerencia y el acuerdo verbal por parte de la Concejalía de Fiestas y Tradiciones Populares de montar su Cruz de Mayo en los Jardines de Colón, recibió el incumplimiento de lo acordado por parte del Ayuntamiento sin prácticamente capacidad alguna de reacción.
Sea como fuere, en la actualidad la influencia de las Hermandades es determinante en el desarrollo de la fiesta; 23 de las 40 Cruces de Mayo que optan a concurso son cofrades (más dos fuera de concurso). Esta es la relación de las 25 Cruces de Mayo de Hermandades cordobesas para este año 2014. (Por favor si encuentran alguna errata, no duden en comunicárnoslo)
  • Hdad. del Santo Sepulcro. Triunfo de San Rafael
  • Hdad. de la Sentencia. Plaza de San Nicolás
  • Hdad. de la Buena Muerte. Plaza Ignacio de Loyola
  • Hdad. de la Paz y Esperanza. Cuesta del Bailío
  • Hdad. Jesús de la Sangre. Plaza Cardenal Toledo
  • Hdad. de la Santa Faz. Plaza de la Compañía
  • Hdad. del Huerto. Plaza de la Tierra Andaluza
  • Hdad. Jesús del Calvario. Torre de la Malmuerta
  • Hdad. de la Soledad. Plaza de la Lagunilla
  • Hdad. del Resucitado. Plaza Conde de Priego
  • Hdad. de la Expiración. Plaza de Santa Marina
  • Hdad. del Prendimiento. Cine Fuenseca
  • Hdad. de la Esperanza. Calle Zarco (Cine Olimpia)
  • Hdad. de la Borriquita. Plaza de San Agustín
  • Hdad. Padre Jesús Nazareno. Plaza Padre Cristóbal
  • Hdad. de la Misericordia. Plaza de San Pedro
  • Hdad. del Socorro. Plaza del Socorro
  • Hdad. Sagrada Cena. Calle José Dámaso «Pepete»
  • Hdad. de la Merced. Jardines Pedro Gámez Lasema
  • Hdad. del Cristo de Gracia. Plaza Cristo de Gracia
  • Hdad. del Rescatado. Calle Frailes, 10
  • Hdad. Penas de Santiago. Plaza de San Andrés
  • Hdad. de Amor (El Cerro). Junto a la Calahorra
  • Hdad. de Jesús Caído. Plaza Flor del Olivo
  • Hdad. Vía Crucis. Plaza de la Trinidad

El porcentaje demuestra lo que ya hemos comentado en ocasiones precedentes. Sin hermandades no hay cruces, así de claro. Y probablemente serían más si no hubiesen tantos impedimentos. Desde los sectores tradicionalmente críticos con todo lo que huela a incienso se aduce que se monta una cruz con el objetivo de ganar dinero, como si eso fuese ilegítimo. Gracias a la inyección económica que las Cruces de Mayo representan para nuestras corporaciones, tenemos la Semana Santa que tenemos y las Cofradías pueden desarrollar su importante Obra Social, inherente a sus fines fundacionales. 
Por ello, desde Gente de Paz hacemos el inequívoco llamamiento a todos los cofrades de Córdoba y a los que tengan a bien visitarnos estos días para que cuando decidan salir a disfrutar de esta tradicional fiesta, lo hagan en una Cruz cofrade y colaboren de este modo para que cuando llegue la próxima luna de Nisán nuestro patrimonio colectivo se haya visto alimentado por el granito de arena de todos nosotros. Acudan, y en la medida de lo posible gasten.
Guillermo Rodríguez
Hermandad del Huerto
Plano de Cruces de Mayo 2014

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.