El Rocío

Culmina el Rocío Chico

Raquel Medina. Como cada año, tras la festividad de la Asunción de la Santísima Virgen, la aldea del Rocío se convierte en un hervidero de corazones de rocieros a los pies de María. El pueblo de Almonte ha celebrado durante estos días Solemne Triduo en honor de su Patrona, de su Madre, de su protectora, como muestra de gratitud por su intercesión en la invasión francesa.

Muchos son los rocieros que han querido acompañar a este pueblo generoso y de buen corazón en esta celebración, la cual culminó la mañana del miércoles con la celebración de la Función Principal y la Procesión Eucarística por el recorrido tradicional, con un numeroso acompañamiento y público.
Más de 200.000 visitantes se han arremolinado en las cercanías de la Aldea del Rocío con la mirada puesta en una celebración que nació como una festividad propia del pueblo de Almonte pero que paulatinamente se ha ido extendiendo a toda la familia rociera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup