Córdoba

El Amor hace balance de una jornada para la historia

Carlos Gómez. Finalizada una semana cargada de intensidad de sin lugar a dudas quedará atesorada en la Hermandad de la Amor, la Junta Gestora de la Corporación del Cerro ha querido hacer balance de la jornada del pasado sábado mostrando su profundo agradecimiento a cuantos han hecho posible materializar el deseo de todos los hermanos de la cofradía que han sido partícipes de una serie de actos en torno a Nuestro Padre Jesús del Silencio desarrollados, como es bien sabido, con motivo del XXV años de su incorporación como Titular de la Hermandad.
En este sentido, la junta gestora agradece a «nuestro querido Obispo D. Demetrio Fernández, por el interés y el cariño mostrado con la Hermandad en este aniversario, al Cabildo Catedral de Córdoba, desde su Dean D. Manuel Pérez Moya, como a los responsables de organización, trabajadores del cabildo, seguridad y medios de comunicación por todas las facilidades dadas a la Hermandad para poder celebrar este aniversario, colaborando activamente con nosotros». Adicionalmente traslada su agradecimiento a su consiliario, «D. Antonio Murillo por su colaboración y ayuda prestada en todos estos meses, a los sacerdotes que han predicado el triduo a nuestro Padre Jesús del Silencio y función solemne, D. Antonio Murillo Torralbo, D.Manuel Pérez Moya, D Marco Antonio Huelga de la Luz, y D. Antonio Llamas Vela, por acercarnos el misterio de Dios».
También hay lugar para su gratitud «al coro de la Catedral de Córdoba y a su organista Clemente Mata, por el acompañamiento musical en la función solemne, a Fermín Pérez por ayudarnos a rezar, a la comunidad de Religiosas Mercedarias, a las Hermandades del Nuestra Señora del Rosario de Montoro, y de la Vera Cruz, Descendimiento y Nazareno de Córdoba por su colaboración con la Hermandad en la preparación, a las Hermandades que nos acompañaron en el día de ayer, Penas de Santiago, Rayo, Esperanza, Estrella, Descendimiento, Socorro Coronada, Cristo de San Alvaro, María Auxiliadora y a la Agrupación de Cofradías, al Grupo Joven de la Hermandad del Descendimiento y a la Hermandad de la Vera Cruz, por la ofrenda a nuestro Sagrado Titular.
Un agradecimiento que se hace extensivo a «la Comisión del XXV Aniversario del Silencio, especialmente a D. Joaquín Santiago Fenoy y a D. Silverio Sotomayor, a la Agrupación Músico cultural Cristo del Amor y Agrupación Nuestra Señora de Valme, a la Asociación Autismo Córdoba, al Subdelegado del Gobierno D. Juan José Primo Jurado, a D. Luis Martín, al Ayuntamiento de Córdoba, especialmente a la unidad de autorizaciones, policía local y a la unidad de Parques y Jardines con el equipo de poda, a los medios de comunicación social de Córdoba y Cádiz por vuestro trato exquisito a la Hermandad del Amor, a todos los vecinos que engalanaron sus calles al paso del Señor del Silencio en las calles Doña Aldonza, Tenerife y Utrera, a toda la Parroquia y Feligresía de Jesús Divino Obrero por estar al lado de la Hermandad del Amor, a todos los ciudadanos que nos acompañaron en estos días y al Grupo Joven de la Hermandad».
El comunicado emitido al efecto por la corporación del Domingo de Ramos concluye con una gratitud muy especial «a todos los Hermanos del Amor, los que participaron en el numeroso cortejo alumbrando al Señor del Silencio y portándolo majestuosamente de las cuadrillas de la Cofradía, al equipo de capataces, al cuerpo de Acólitos, por su testimonio de fe en las calles y en la catedral de la ciudad y todos aquellos que no pudieron hacerlo por enfermedad o lejanía, porque ellos han vivido y llevado también la Hermandad en estos días santos».
Dice el refrán que es de bien nacido ser agradecido y así se ha mostrado la Hermandad del Amor con todos aquellos que han hecho posibles estas jornadas que serán inolvidables para todos los fieles y devotos del Señor del Silencio y para toda la Córdoba Cofrade.