Advertisements
Costal, Sevilla

El año de los cambios en el martillo


La casi plena Semana Santa de 2014 no ha pasado desapercibida en el mundo de los capataces y costaleros. Cada año existe alguna variación de puestos de una cofradía, algo usual a lo largo de la historia pero en estos meses recientes a la fiesta mayor de Sevilla, se están produciendo diversos cambios de capataces en un corto espacio de tiempo.

¿A qué puede deber? El principal motivo sin duda es haber tenido a todas las cofradías en la calle. A excepción de la Resurrección, el resto completaron cada una de ellas su estación de penitencia. Esto ha podido suponer el detonante para ver las carencias producidas sea en el aspecto que sea.

En tan sólo tres meses se han producido cambios hasta en cinco cofradías, o lo que es lo mismo, hasta siete pasos han quedado vacantes sin contar los dos de la hermandad de los Dolores de Torreblanca y los de Padre Pío, dos casos que sucedieron muy cerca de la cuaresma. Esto hace que en lo que llevamos de 2014 haya habido nuevos capataces en diez pasos.

En la mayoría de los casos ya sea por renuncia, no renovación o destitución, existen semejanzas derivadas en discrepancias por diferentes motivos derivados durante el curso o en la propia salida de la cofradía. Esto seriva en la sustitución en un capataz en la actualidad en vez de por otras cuestiones menos problemáticas.

Los tiempos parecen que cambian. Estamos viendo en las hermandades que quedan vacantes los puestos de capataz, recibir las propias hermandades a personas interesadas en coger el paso en algunos sitios como si de una entrevista de trabajo se tratase, llegando a exponer vídeos explicativos de como debería ir el paso o como es el estilo de cada uno, incluso ofreciendo aportaciones materiales. De igual modo, hay capataces que presentan su currículum en las cofradías y no les gusta que sean vistos por la calle o encontrarse con otros en la misma hermandad.

Por fortuna todo esto sucede generalmente en algunos sitios y casos esporádicos. De igual modo, este mundo también dispone de mucha historia, cultura y tradición a través del tiempo, existiendo devoción por supuesto y afición, dos términos tan útiles como necesarios.


Repasamos detalladamente los últimos cambios de capataces producido en las hermandades:

Montesión

Paco Reguera abandonaba el palio de la Virgen del Rosario de Montesión por diferencias con dos oficiales de la junta de gobierno acerca del aspecto técnico de la cuadrilla del paso de palio. Se fueron el lunes de Pascua tras enviar vía Whatsapp un mensaje a los costaleros. Una historia que viene de largo. En 2013 aparecieron carteles en contra de Paco Reguera y el hermano mayor por no contar con algunos costaleros hermanos en la confección de la cuadrilla. Hasta tres capataces en cinco años distintos han pasado por el palio de Montesión. Un cuarto se hace cargo, Manuel Vizcaya, mientras que Juan Antonio Álvarez Rodríguez es el titular del paso de misterio continuando así, con la regla establecida de nombrar a un capataz por paso.

Pasión y Muerte

Carlos Puelles Cervantes y Antonio Pérez Oliver dimiten a causa del traslado del paso a la parroquia del Buen Aire. Miembros de junta querían que se hiciese con costaleros mientras que los capataces indicaban que era preferible hacerlo con ruedas por las estrechas dimensiones de la puerta del templo. Fue el detonante lo que provoca la dimisión. Poco después, la junta de gobierno decide nombrar a Manuel Vizcaya, nuevo capataz de la cofradía de Pasión y Muerte.

Jesús Despojado

Situación diferente pero motivo igual al del resto. La junta de gobierno de Jesús Despojado prescinde de los servicios de Federico González Martel en el palio de la Virgen de Dolores y Misericordia. Aquí no renuevan los puestos por situaciones producidas que afortunadamente han quedado de puertas hacia dentro. La responsabilidad del martillo recae en dos costaleros, Manuel Carrasco Ponce y Pedro Díaz Díaz.

Siete Palabras

José González Luna es cesado por la junta de gobierno. Comandaba el paso del Señor de la Divina Misericordia y el Cristo de las Siete Palabras. Motivos de normativas de la hermandad hizo tomar la decisión. Sin duda, el paso del nazareno de las Siete Palabras es uno de los que más capataces ha llegado a tener en las últimas décadas en la Semana Santa. Aún no se conoce quién o quiénes serán los nuevos capataces.

San Esteban

Es el último conocido. La familia Ariza han dejado de ser los capataces de la hermandad de San Esteban tras ocho años al frente de la cuadrilla de costaleros. Nuevamente, por falta de entendimiento, la cofradía tendrá que nombrar en el próximo curso a nuevos capataces que estén al frente del Señor de la Salud y Buen Viaje y la Virgen de los Desamparados.

Ante todo lo sucedido lanzamos varias preguntas. ¿Deben las hermandades hacer un casting a la hora de elegir capataz o es la propia junta la que tiene que tomar una decisión interna? ¿Está ganando la afición a la religión? ¿Existe deformación en las cofradías?

Escrito por Manuel Jesús Rodríguez Rechipara Pasión en Sevilla
Fuente Fotográfica 

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR
Aviso de cookies