Málaga

El Balance de la Semana Santa: Málaga

Se acabó la Semana Santa. La lluvia empañó el último día,
pero el tiempo respetó el resto de las jornadas de procesiones para alegría de
turistas, cofrades, hoteleros y hosteleros. Según los empresarios de playas,
llegaron más clientes y «con más alegría» que otros años. Las
expectativas de buena afluencia se cumplieron -y a falta de un balance
definitivo parece que podrían haberse superado- sin dudas gracias a que el sol
acompañó. La línea litoral de bares y chiringuitos registró llenos
prácticamente desde el viernes 11 de abril hasta este pasado fin de semana. Los
hosteleros, por su parte, estiman que la facturación puede haberse incrementado
al menos un 10% con respecto a 2013. 
Los hoteleros, a su vez, reconocen que ha
sido una Semana Santa «fantástica», con una ocupación cercana al 87%
y picos aún mayores los días fuertes de Jueves y Viernes Santos. La lluvia de
ayer, día de regreso de los turistas, no estropea el buen balance. La imagen
del ex primer ministro británico Toni Blair contemplando las procesiones desde
un hotel de la calle Larios con Antonio Banderas de anfitrión es una buena
campaña para que la afluencia turística continúe y con ella, los buenos
balances del sector.

Impacto económico
La Semana Santa de Málaga ha tenido un impacto económico de
29 millones de euros, cinco millones más que en 2013, según ha dicho hoy el
alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre (PP), que ha asegurado que ha sido
«la mejor desde hace muchos años».
De la Torre ha indicado en declaraciones a los periodistas
que los datos estadísticos son «muy positivos» y han confirmado que
durante estos días Málaga ha sido «una ciudad de éxito» desde el
punto de vista turístico.
La ocupación desde el Jueves Santo fue cercana al 98 por
ciento, ha apuntado el alcalde malagueño, que ha añadido que el promedio de los
diez días es de casi el 90 por ciento de ocupación, lo que supone cuatro puntos
más que el año pasado.
De la Torre ha señalado que se han superado las 60.000
pernoctaciones hoteleras, un 20 por ciento que en 2013, mientras la estancia
media por turista fue de 4,9 días.
Por otro lado, la presencia de cruceristas ha supuesto un
crecimiento de 160 por ciento.
«En definitiva, Málaga ha demostrado que durante la
Semana Santa es una ciudad que turísticamente va a más», según De la
Torre, que ha dicho que como destino turístico español ha aumentado un 14 por
ciento en lo que va de año.
El alcalde ha detallado que esto se debe a que «hay una
serie de atractivos que se van sumando» como puede ser el cultural, los
congresos, los cruceros o la gastronomía, que influyen a la hora de elegir
Málaga.
Asimismo, ha dicho que cada vez se hacen más reservas a
través de internet, motivo por el cual hay que seguir trabajando en este campo
y ha agregado que aunque ha crecido más el turismo extranjero que el nacional,
se ha notado un crecimiento de este último.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup