Sevilla

El Besamanos de Nuestra Señora de la Salud según Benito Álvarez

Carlos Gómez. Nuestra Señora de la Salud se halla recibiendo este fin de semana el cariño de sus fieles con motivo del besamanos que su hermandad está celebrando en su honor en su hogar de San Gonzalo, al cuál ha acudido nuestro compañero Benito Álvarez para dejar testimonio de su incomparable belleza. 

Esta dolorosa de Luís Ortega Bru es la única virgen nacida de sus manos que procesiona en Sevilla. Sustituye a una imagen anterior, realizada en 1946 por Rafael Lafarque e intervenida posteriormente en 1969 por Antonio Eslava, quien le talló un nuevo juego de manos. Tras el incendio del monumento parroquial de 1977, le fue encargada a Ortega Bru la dolorosa actual, que realizó esta nueva talla aprovechando el juego de manos anterior de Eslava.
Se trata de una imagen de candelero para vestir, realizada en madera de cedro. Tallada con la impronta fuerte y personal de su autor, presenta su particular sentido dramático, con detalles auténticos como el de los ojos, pintados directamente sobre la madera al viejo estilo habitual de la época manierista o protobarroca, huyendo de los modernos ojos de cristal.
Con el iris de las pupilas bien marcado, las cejas generosamente pobladas, y una policromía de reflejos marfileño-verdosos, su rostro muestra características repetidas en su obra, inspiradas para los temas femeninos en los rasgos de su familia más directa, calcando unos labios de dibujo amplio y perfilado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.