Córdoba

El Caído volverá a pasar por San Andrés el próximo Jueves Santo

Carlos Gómez. Muchos son los movimientos relacionados con los itinerarios por los que las distintas corporaciones penitenciales de la ciudad de San Rafael discurrirán la próxima Semana Santa, que en los últimos días vienen acaparando la primera plana de los medios cofrades. De este modo, hemos conocido, entre muchos otros detalles, que la hermandad del Huerto tiene intención de recorrer rincones que suponen una auténtica novedad para su cortejo, como la Plaza de la Corredera o la Calle Juan de Mesa, que a buen seguro depararán escenas impagables del próximo Domingo de Ramos.

Lo mismo que ocurrirá al paso de la Hermandad del Perdón por la calle Deanes, una vía que muchos pronosticaban perdida para el paso de cofradías y su caminar por Manríquez, cuya inédita imagen será probablemente objetivo de muchos fotógrafos cofrades el próximo Miércoles Santo. Como lo será el regreso de la Santa Faz hacia la Trinidad atravesando la propia Deanes, o el Buen Suceso por Gutiérrez de los Ríos, lo que viene a confirmar que el traslado de la Carrera Oficial al entorno de la Catedral no sólo influirá en la fisionomía de nuestras cofradías cuando se desenvuelvan en sus inmediaciones sino que redundará en toda nuestra Semana Santa.

El Jueves Santo recuperará, por mor del mencionado traslado del itinerario común, otra de las escenas que se habían perdido en los últimos tiempos. Y es que la Junta de Gobierno de la Hermandad de Jesús Caído ha tomado la determinación de rescatar para su itinerario la Plaza de San Andrés, reivindicando de este modo uno de los puntos emblemáticos de su recorrido tradicional, será a la ida hacia el Mayor Templo de la Diócesis para realizar Estación de Penitencia ante el Santísimo. De este modo, al llegar el cortejo a Santa Marina, continuará su caminar por Enrique Redel camino de San Andrés para posteriormente subir por San Pablo y bajar hacia la Cruz del Rastro por la Calle de la Feria. En virtud de esta decisión, los máximos dirigentes de la cofradía del Jueves Santo restauran un instante cargado de gran emotividad y grabado a fuego en el imaginario colectivo de la Córdoba Cofrade.

Foto Álvaro Córdoba