Jaén, 🎶 Pentagrama

El Calvario de Jaén estudia salir con música

Rafael Peñafiel. La Hermandad del Santo Sepulcro de Jaén ha convocado una Junta General Ordinaria para el próximo 11 de septiembre cuyo debate principal se centrará en la posibilidad de que el paso de Misterio del Calvario realice la próxima Estación de Penitencia con música.
Una opción con defensores y detractores que está siendo objeto de un buen número de comentarios en los mentideros cofrades alimentados tras el concierto que el pasado mes de mayo ofreció la Banda de Cornetas y Tambores del Nazareno de Torredelcampo, que se postula de este modo como una de las principales candidatas para procesionar el Viernes Santo con este portentoso misterio. Otro de los asuntos importantes que se tratarán en la Junta, será la presentación del proyecto de restauración del Calvario.
El Cristo del Calvario es un crucificado de 1.43 m. labrado, al parecer en madera de pino. La imagen aparece clavada al madero con tres clavos, recordando la silueta de S. de Juan de Juni. La cabeza, con los rasgos afilados propios de un moribundo y los ojos entreabiertos, se reclina sobre el lado derecho. El cabello, que con intencionalidad realista aparenta estar pegado a la cabeza con sudor y sangre, se marca en gruesos mechones ondulados que se recogen hacia la nuca, dejando la frente despejada, lo que permite contemplar las orejas, de somero modelado. Cejas largas, nariz recta y una boca muy bien configurada, componen un rostro de facciones serenas.
El cuerpo pende sin rigidez con la relajación típica de la muerte, apoyándose sobre los pies, un tanto desproporcionados, el izquierdo clavado sobre el derecho sin recurso del subpedáneo; el vientre contraído hace resaltar el tórax con un recurso típicamente manierista, resaltando la configuración muscular de una bien estudiada anatomía.
El grupo escultórico es obra de Sebastián Solís realizada en 1579, lo conforman Cristo Muerto, San Dimas, Gestas, San Juan y María Santísima del Silencio. Procesionan sobre un paso de estilo barroco realizado por Antonio Canales Rubio en 1966 y restaurado en 2007 por Manuel Verdugo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup