Sevilla

El Cerro aprueba por abrumadora mayoría la incorporación del N.P.J. de la Humildad a su Estación de Penitencia

Redacción. En la noche de ayer, siete de noviembre de dos mil catorce, tuvo lugar un hecho histórico que marcará el futuro de la Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono, Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Nuestra Señora de los Dolores Coronada, conocida popularmente como Hermandad del Cerro.

En Cabildo General extraordinario convocado conforme a las reglas 42ª. y 59ª. celebrado en su Sede Canónica, la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, fue sometida a la aprobación de los hermanos la propuesta de la Junta de Gobierno realizada a efectos del cumplimiento de lo dispuesto en la regla 15ª. y relativa a la incorporación de su Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús de la Humildad, en la estación de penitencia a la Catedral de Sevilla.
La citada propuesta, cuyo tenor literal se reproduce a continuación, fue aprobada por una amplísima y abrumadora mayoría de los hermanos, obteniendo 365 votos a favor, 1 en contra y 1 abstención:
Nuestra actual regla 6ª. establece como una de las finalidades esenciales de la Hermandad “el culto a nuestras Sagradas Imágenes Titulares, meditando sobre la obra redentora de Jesucristo a través de los Sagrados Misterios de su Pasión, Muerte y Resurrección y venerando particularmente aquellos momentos en los que, por la redención del género humano, cargó con la Santa Cruz camino del Calvario y en Ella murió crucificado”; por otro lado, nuestra regla 15ª. dispone que nuestra Cofradía “realizará estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral el Martes Santo con nuestras Sagradas Imágenes Titulares para meditar y considerar el angustioso trance de Jesús en su pasión y muerte de Cruz, a la vez que meditar sobre los Dolores de Santa María Virgen y, como consecuencia, deducir provechosas enseñanzas para la vida espiritual de los hermanos, alcanzando el fruto cristiano deseado.” En este sentido, cabe recordar la plena actualidad y vigencia de las Reglas de nuestra Hermandad, aprobadas por decreto del Sr. Delegado Episcopal para Asuntos Jurídicos de Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla con fecha 6 de mayo de 2013 y cuyo texto fue aprobado por unanimidad por el Cabildo General de hermanos en sesión extraordinaria celebrada el 18 de mayo del año 2012.

Por dicha razón, a los efectos de dar efectivo cumplimiento a lo dispuesto en la mismas, atendiendo a su importancia, especial interés y trascendencia, y en virtud de lo establecido en las reglas 40ª., 59ª. y 60ª., la Junta de Gobierno acuerda por unanimidad la convocatoria de Cabildo General extraordinario a fin de someter a la aprobación de los hermanos la siguiente propuesta que, como cauce para la incorporación de nuestro Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús de la Humildad, en la estación de penitencia, viene a iniciar el procedimiento mediante el que habrá de llevarse a cabo, D.m., cuando lo permitan las circunstancias, y que queda formulada del siguiente modo:

1º.- Se acuerda facultar a la Junta de Gobierno para que, cumpliendo fielmente lo preceptuado en las Reglas y el Reglamento de Régimen Interno, proceda a realizar ante las autoridades y organismos pertinentes cuantas gestiones resulten necesarias a fin de que nuestro Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús de la Humildad, se incorpore al cortejo procesional con el que nuestra Hermandad efectúa estación de penitencia a la S.M.P.I. Catedral de Sevilla el Martes Santo, en un paso que será el primero en el orden de nuestra Cofradía y en el que procesionará sin imágenes secundarias.

2º.- Por la Junta de Gobierno se dispondrán los medios necesarios que permitan presentar a los hermanos, en cumplimiento del artículo 182 del Reglamento de Régimen Interno, al menos, tres proyectos para el paso procesional de nuestro Sagrado Titular y para cuya aprobación será convocado el correspondiente Cabildo General extraordinario.”

Sin duda alguna, ha resultado ésta una sesión del máximo órgano de gobierno de nuestra hermandad que puede ya calificarse de histórica para todos sus hermanos. Por un lado, ha de destacarse en primer lugar el hecho de que, gracias a la gentileza de nuestro querido párroco y director espiritual, Rvdo. D. Alberto Tena, haya podido celebrarse en nuestro templo, ante nuestros Sagrados Titulares, una circunstancia inusual en nuestro caso que no se producía desde hacía ya varios años. En segundo lugar, la elevada participación de hermanos en el mismo ha superado amplísima y abrumadoramente todos los registros anteriores de este tipo de convocatorias, convirtiéndose por ello, y excepción hecha de los de elecciones, en el Cabildo General de mayor participación de la historia de nuestra corporación. En tercer lugar, por la conciencia generalizada entre los asistentes del carácter excepcional del asunto a tratar, un hecho que no por obvio resulta menos significativo, y en el que los hermanos, desde la libre y legítima expresión de su opinión expresada en el lugar y el momento propicios, han tenido la oportunidad de ser partícipes directos adoptando una decisión que, en lógica correspondencia con las vigentes Reglas de la Hermandad, marcará indudablemente un antes y un después en la historia de nuestra Cofradía.

En este sentido, la propuesta adoptada por el Cabildo General viene a plasmar de este modo la voluntad prácticamente unánime de nuestros hermanos que, en íntima relación con la devoción profesada a Nuestro Padre Jesús de la Humildad en el seno de nuestra corporación y nuestra feligresía, viene a continuar el procedimiento establecido para proceder a la incorporación de la bendita imagen de nuestro Sagrado Titular en nuestra estación de penitencia a la S.M.P.I. Catedral de Sevilla. Una firme devoción que, acrecentada y fortalecida en muchos de ellos durante el transcurrir de esta década, viene a hacer realidad por otra parte el anhelo originario de aquellos jóvenes hermanos que impulsaron la aprobación de nuestras primeras Reglas como Cofradía de nazarenos y que, allá por los comienzos de la década de los ochenta, soñaron para nuestra Cofradía con una bendita imagen de Jesús con la Cruz al hombro. Un anhelo que, lejos de quedar en el olvido tras la providencial y portentosa llegada de nuestro Sagrado Titular, el Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono, siguió vivo incluso durante los primeros años de nuestra cofradía y que nuestro hermano, el profesor e imaginero Juan Manuel Miñarro López, fiscal en la primera junta de gobierno de nuestra Hermandad de penitencia (1986-1990), pudo por fin hacer realidad en el año del Señor de dos mil cuatro… Cuando con tal fecha fue entronizada en nuestro templo la sagrada imagen de Nuestro Padre Jesús de la Humildad, no fue sino el primer paso en la culminación de esta parte, aún inconclusa, de la historia de nuestra Hermandad… Así han querido entenderlo hoy nuestros hermanos, con la fuerza de su razón y la nobleza de sus sentimientos, en un acuerdo adoptado por la práctica totalidad de los asistentes al Cabildo General extraordinario. Un hecho que, como ocurrió en el caso de aquellas señeras hermandades de la Semana Santa sevillana que en algún momento de su historia decidieron incorporar a un tercer Sagrado Titular en sus cofradías, han entendido que vendrá a enriquecernos, haciendo que esta bendita imagen y su advocación acrecienten nuestra labor evangelizadora cada Martes Santo como cauce vivo para la devoción y la fe en el Señor en nuestro barrio, indisolublemente unidas al Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono y a Nuestra Señora de los Dolores, esperanza, luz y guía de todos sus hijos de El Cerro del Águila.
Enhorabuena a la corporación del Martes Santo sevillano por haber cumplido un sueño.
Foto José Enrique Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup