Córdoba

El paso antiguo de N.P.J. de la Humildad y Paciencia. 1974 – 1993.

En ocasiones, navegar por internet origina que encontremos imágenes que nos provocan un vuelco en el corazón. Esto nos sucedió revisando un enlace que hablaba de cierta exposición cofrade en la que se incluía un stand dedicado al imaginero Juan Martínez Cerrillo. De repente una fotografía se abrió ante nuestros ojos provocando una sensación indescriptible de regreso al pasado. 

Los que ya tenemos cierta edad sabemos perfectamente de qué se trata. Es el misterio obra de Cerrillo, que acompañó a N.P.J. de la Humildad y Paciencia entre los años 1983 y 1993. Esas figuras que tantas veces limpiamos, plumero en mano, cuando ayudábamos a preparar el paso que portaba al Rey de Capuchinos. El grupo escultórico incluía a un soldado romano, al cirineo y a una tercera figura que no se aprecia en esta imagen que procedía a realizar el agujero en el suelo para clavar la cruz del Señor.

Hoy, este Misterio acompaña al Señor de la Humildad y Paciencia de la Hermandad del Nazareno de la localidad de Posadas. Podemos verlo en este vídeo.

Casi secuencialmente, casualidades del destino, un amabilísimo seguidor twittero nos hacía llegar esta segunda fotografía, que muestra al Nazareno de Posadas, sobre el que fue el primer paso de la Hermandad de la Paz y Esperanza entre 1974 y 1993.
El paso, que alternaba los tonos madera con tallas doradas y que desde 1983 incluía candelabros arbóreos en sustitución de cuatro faroles, tenía en cada una de sus esquinas unos angelitos nacidos de la gubia de Cerrillo. El siguiente vídeo lo muestra en movimiento.

Para los que no recuerden por causa del olvido o por edad al Señor de la Humildad sobre este paso y acompañado del Misterio de Cerrillo, aquí tienen una fotografía de finales de los ochenta.
Este enlace muestra esta imagen en movimiento en el año 1992.

A veces nos preguntamos por qué las hermandades se empeñan tantas veces en olvidar su pasado deshaciéndose de pedacitos de su historia. Enriquecer y mejorar el patrimonio de una hermandad no debería pasar por vender sistemáticamente palios, mantos, figuras secundarias, pasos o incluso Titulares salvo cuando las circunstancias económicas lo hagan absolutamente imprescindible. ¿Cuánto pasado de nuestras cofradías se encuentra en sabe Dios dónde? ¿No sería maravilloso conservar todo lo que sea factible y poder exponerlo para conocimiento del presente y del futuro?
Recordatorio Bajo tus trabajaderas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup