El Cirineo

El Cirineo: El Vía Crucis Magno de Córdoba. El rumor está en la calle

El run-run está en la calle. Monseñor Fernández ha dado el visto bueno a la celebración de un Vía Crucis extraordinario en la ciudad de Córdoba. En realidad parece ser que incluso se ha promovido desde Palacio, de hecho el propio Prelado dio una fecha en el reciente encuentro con los jóvenes: el sábado 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz, signo de la Fe. 
Ahora la decisión está en el tejado de la Agrupación de Cofradías. O no… sólo hay que recordar lo sucedido con el intento anterior de 2007, cuando ocupaba la silla de Osio el ahora Arzobispo de Sevilla Juan José Asenjo. En aquella ocasión, como es público y notorio, no se pusieron las facilidades oportunas para cumplir con el requerimiento de la Agrupación de Cofradías presidida por Francisco Alcalde Moya, a la postre concejal en el ayuntamiento califal por el PSOE, de disponer de un acceso de entrada y otro de salida de la SIC. En aquél momento, tal y como sucede con el asunto de la hipotética Carrera Oficial y la Verdad Absoluta de que no existe otra opción en el Universo que no pase por la Catedral, fue un obstáculo el famoso problema de la puerta única. Este empecinamiento de que el templo principal de la diócesis y la Judería albergasen el evento, motivó que incluso se llegara a barajar que el acto se hiciese en el Patio de los Naranjos sin acceder al templo, algo que difícilmente se entiende desde el punto de vista litúrgico aunque si desde el turístico. La desidia del Cabildo catedralicio puso el resto y dio al traste con el deseado acto.

Hoy, envueltos todos en esta vorágine de Magnas en que se ha convertido al año de la Fe, de la que sólo Huelva y Almería parecen haber escapado de momento, mientras que otras dos diócesis andaluzas aún no se han pronunciado oficialmente (Jaén y Guadix-Baza) se vuelve a intentar, aunque hay muchos detalles que cuadrar para dar por hecha una cosa o la contraria. 
En primer lugar, ya que parece incuestionable (como la Biblia o la infalibilidad papal) que todo convergerá alrededor del primer templo de la ciudad, habrá que determinar cuándo, cómo y por dónde, cuestión esta última de suma importancia y que podría influir notablemente a la hora de designar qué pasos formarían parte de la celebración. Si el itinerario de ida empezase en Cardenal González para terminar en la Catedral, preconizando la que en opinión de muchos podría convertirse en la mejor Carrera Oficial futura posible (lejos de experimentos en espacios abiertos por la Ribera buscando la foto del Arco del Triunfo), sería necesario implementar al menos tres opciones de regreso; a saber: Deanes, Doctor Fleming y el Puente Romano, en función del destino de cada Imagen y del tamaño del paso que la portase. Obviamente, la opción Doctor Fleming implicaría un itinerario de regreso largo para las Hermandades que lo utilizaran. No obstante, al tratarse de un Vía Crucis, siempre existiría la opción de regresar por donde se ha venido y subir la Calle de la Feria o buscar Alfonso XII.
Respecto a Quiénes, la cuestión conlleva lógicamente capital relevancia. Por un lado, porque la pretensión de algunos podría verse incumplida si queda fuera; por otro, porque por la situación de ciertas economías “domésticas”, ser seleccionado supondría una piedra más en el tortuoso camino de sobrevivir con la que está cayendo; finalmente porque podría darse el supuesto de que algún paso tuviese que buscar un capataz alternativo al habitual, por la gran cantidad de martillos que acumula alguno de ellos o que alguna cuadrilla tuviese que multiplicarse por dos o tres… o cuatro… En cualquier caso, la comidilla que circula ya por los círculos cofrades es que la composición podría ser la siguiente:

  • N. P. J. de la Oración en el Huerto
  • N.P.J. Nazareno Rescatado (Jesús prendido)
  • N.P.J. de la Redención (Juicio religioso)
  • N.P.J. de la Sentencia (Juicio político. Jesús es condenado a muerte)
  • N.P.J. Humilde en su Coronación de Espinas
  • Nuestro Señor de los Reyes -Vera Cruz- (Jesús recibe la cruz)
  • N.P.J. Nazareno de la Santa Faz
  • N.P. Jesús Caído
  • N.P.J. del Buen Suceso (Jesús se encuentra con su Madre en la Calle de la Amargura)
  • N.P.J. de la Humildad y Paciencia (Jesús es despojado de sus vestiduras)
  • Stmo. Cristo de la Expiración
  • Stmo. Cristo de la Buena Muerte
  • Nuestra Señora de las Angustias 
  • Nuestro Señor Jesucristo del Santo Sepulcro

Evidentemente estamos hablando de rumores, aunque en muchos casos sean la antesala de la noticia, por lo que esta relación podría sufrir múltiples modificaciones, en el hipotético caso de que se siga adelante con el proyecto.

Seguramente con el paso de las fechas iremos descubriendo circunstancias curiosas derivadas; lo que suelen llamarse efectos colaterales. Por ejemplo, el hecho de incluir a N.P.J. de la Humildad y Paciencia, implicaría que la posibilidad de una Salida extraordinaria del Titular de la Hermandad de la Paz y Esperanza, que deriva de otro rumor que circula insistentemente, y que no goza del respaldo unánime de los hermanos de la corporación capuchina, quedase en agua de borrajas. Si se es elegido para el Vía Crucis, no habría extraordinaria. Y si así fuera, se cumpliría el deseo de los defensores de sacar al Señor a la calle por cumplir setenta años y nadie podría cuestionar el motivo. Esto podría aliviar más de un dolor de cabeza y de paso cumplir un nuevo objetivo antes de los cambios que se avecinan junto al Bailío. 
Otra circunstancia llamativa es que en función de las opciones existentes en nuestra ciudad ni puede seguirse el modelo clásico de Vía Crucis ni el de S.S. Juan Pablo II sino que las Estaciones seleccionadas derivarían de una mezcla de ambos.
El Vía Crucis culminaría con la presencia de un paso de palio a imagen y semejanza del celebrado con motivo de las JMJ de Madrid que parece haberse convertido en la Madre de todas las procesiones y el modelo de obligado cumplimiento para todo el universo cofrade, como si en Andalucía no llevásemos haciendo estas “cosillas” sin injerencias externas desde hace siglos. No en vano en Córdoba se celebró el primer Vía Crucis de Occidente de la historia. En este sentido, a día de hoy parece que la duda está entre un palio que este año ha regresado bajo la luz de un sol que nunca le ilumina y el único palio que alberga entre sus varales a una Dolorosa Coronada. No obstante, parece lógico pensar que ni una ni otra sea la elegida definitiva, porque en cualquiera de los casos serían dos los pasos seleccionados de su Hermandad… veremos…el tiempo dirá si todo esto llega a buen término o no…

Guillermo Rodríguez
Recordatorio Cambios de rumbo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup