En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: 9 de Enero

9 de Enero, una fecha muy especial para mí y familia. Especial porque hace 22 años falleció mí tito cura, D. Francisco Fernández Pareja. Conductor de la Parroquia de San Andrés por aquel entonces, además de algo más que un tito y a pocos días del nacimiento de mi primer hijo, un 2 de Febrero, Kiko. 
Así en su memoria, recuerdo como con apenas cuatro o cinco años llegaba a mi casa con una caja de cartón rectangular. Me llamaba y enseñaba lo que contenía aquella caja. Al abrirla, cuál fue mi sorpresa que no era otra cosa que la vestimenta de hebreo de la Hermandad de la Borriquita.
Aquella Semana Santa, creo que del año 1975 o 1976, iba a ser la primera vez que yo iba a salir en una procesión. La cara se me iluminó de una sonrisa como la de cualquier niño el pasado lunes 6 de enero al ver sus regalos por los Reyes Magos de Oriente. Mi sueño empezaba a cumplirse. Ese “mocoso” que le hacía a su madre que sus cartones redondos de detergente me lo rajara por la mitad para tener  mi propio tambor.
Ese mismo niño que se tiraba en su balcón de la calle de la Feria, para ver como paseaban por allí los pasos ensayando. Ese mismo niño que se probaba su túnica de hebreo, todos los días. Ese mismo niño, que parecía vislumbrar como sería esa mañana de Domingo de Ramos. Ese mismo niño, que preguntaba por qué aún no podía comulgar. 

Desde aquí sólo quiero darte las gracias por aquel regalo tan bonito para mí. Por enseñarme, junto a mis padres, a realizar el bien sin mirar con quien. Por enseñarme, junto a mis padres, que con humildad se pueden dejar abiertas muchas puertas. Por enseñarme, junto a mis padres, a perdonar sin rencor. Si el otro lo tiene, problema del otro, yo tengo mi conciencia muy tranquila.
Cambiando de tema, también el pasado jueves, festividad de San Eulogio, tuve mi primer ensayo de costaleros de uno de los pasos de los que soy capataz. La verdad es que mis costaleros de San Sebastián de los Ballesteros aprenden a pasos agigantados y las ganas de hacerlo mejor cada vez me enorgullece así como su humildad y las ganas de ser “costaleros”, aunque como en todos los pasos hay algunos que son del Frente Polisario, como mi buen amigo y mejor costalero Rafa Lozano, “la vieja”.
Así el próximo domingo 19 de enero, sacaremos por tercer año al patrón de esta localidad cordobesa para que sus paisanos eballenses recen a su Santo y Patrón, muchos de ellos venidos desde la “Cataluña andaluza” que se fueron allí a trabajar. Y tiraran sus peladillas al santo para que les siga bendiciendo.
Y ya a menos de cien días para el comienzo de la Semana Santa Cordobesa, comienzan las igualás, ensayos, elecciones a Hno. Mayor, etc. Pero quiero destacar la I Salida Procesional del Stmo. Cristo de las Lágrimas, del barrio del Parque Figueroa. Me da mucha alegría porque viví algunos años en aquel barrio y rece muchas veces a dicha imagen por distintas razones, que no viene a colación decir ahora. 
Sé que para los que mañana estarán llenos de orgullo y esfuerzo, y verán a su Cristo de las Lágrimas desfilar en paso procesional por primera vez será un día inolvidable e inigualable. Sólo decirles que sigan así, a pesar de los pesares en ese barrio, no muy cofrade y muchos otros aspectos de desacuerdos entre pueblo y párroco. Por último solo disfrutar mañana de dicho evento y posteriormente cuando llegue el reconocimiento como hermandad penitencial.

A 11 de enero en el año del Señor a 93 días del próximo Domingo de Ramos. 


Pachi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup