En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: Campana y se acabó

¿Se acuerdan de esta famosa frase, de un programa que hizo historia en la televisión española, que muchos nos pasábamos las noches de viernes viéndolo al lado de nuestros padres, con la boquita abierta, dónde primero unos señores llamados “los tacañones” y después unas señoras llamadas “las tacañonas” nos deleitaban con sus expresiones improvisadas al momento de fallar algún concursante o cuando se llegaba al límite del tiempo con esta expresión con la que título mi artículo de hoy sábado?

Pues con esa misma cara de alelados y de perplejidad se le quedaron a más de uno y de dos andaluces con las campanadas de Año Nuevo, las uvas sin comer, el fiasco mayúsculo para personas mayores que todos conocemos y que no ven otro canal televisivo que no sea el canal autonómico de Andalucía. Esto es lo que tenemos en esta región del sur.
Bueno vamos a lo que vamos, que es lo que nos interesa a los cofrades. Y empezamos fuerte porque vamos a verle la espalda al Rey Baltasar y comienza el ritmo frenético de “igualás”, ensayos, reuniones, cultos, conciertos solidarios, presentaciones de carteles, montajes de altares, primeras procesiones, para la próxima Semana Santa.
Lo dicho, aunque antes de este comience sin tregua de actos, tendremos la noche mágica de los Reyes Magos. Por el simple hecho de ver la cara a los más pequeños, y los que no somos ya tan pequeños parecerlo por unas horas, merecerá la pena disfrutar de una noche tan especial. Esperemos que echen los regalos que cada uno se merezca en función de lo que hayamos hecho en nuestra vida personal.
Lo que yo si pido es más solidaridad, tolerancia, caridad -que cada día hay menos en las hermandades-, amor, esperanza, humildad…
Y si no, lean al Papa Francisco I, creo que no da palos de ciegos, que lo hace todo muy bien estudiado y que los discípulos que Él tiene, en su Iglesia, también lo tengan muy en cuenta. Voy a felicitar al Cabildo Catedralicio de Córdoba, por la concesión de las becas a todos los estudiantes que tuvieron el tiempo y necesidad de solicitar esa ayuda para continuar con sus estudios. Espero que ahora todos los detractores sociales (sindicalistas, podemistas, comunistas, etc…) miren de otra forma tras iniciativas como ésta.
Pues nada, que los Reyes sean buenos con todos ustedes, espero que lo sean conmigo también, aunque conmigo ya lo fueron encargándome el Pregón del Costalero de la Ciudad de Córdoba.
Pachi Giraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup