En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los Olivos: Esperando al dieciséis

Tenemos aquí otro fin de semana, pero este será un poco más tranquilo que el ajetreado fin de semana anterior. Y es que la verdad es que se me pasó enseguida con tantas procesiones llevando al Santísimo por las calles de Córdoba de sus distintas hermandades y barrios.
Se vieron multitud de detalles que alientan a que estas procesiones de gloria, van en aumento y así dar otro ambiente a esta festividad que antes solo tenía la procesión del Corpus, de la Catedral de Córdoba y que yo recuerde la procesión del Corpus chico de la hermandad por aquel entonces del Císter o lo que es lo mismo hoy en día de la Sangre, o la majestuosidad del Sagrado Corazón de Jesús de San Hipólito –la pena es que esta salga todavía a ruedas-.
Así, me gustó muchísimo la de la hermandad de la Sangre, creo que en el momento que coja un poco más de cuerpo corporativo, será aún más bonita. Fue una alegría ver como la Divina Pastora de Capuchinos se paseaba de nuevo por las calles de la feligresía a los mandos de un jovencísimo capataz y sus valientes costaleros. Me gustó la estrechez de San Zoilo y Barqueros por la dificultad del paso de la Sagrada Custodia. Por cierto acompañamiento musical muy bueno y exquisito.

También me llamó la atención del barrio de Cañero volcado en su procesión del Corpus. Barrio, hermandad, parroquia que quieren cambiar muchas cosas en aquel barrio un poco dejado cofrademente hablando. Estrenaron mesa y altar para su Custodia y con buena compañía musical, cómo suena esta banda de AMUECI, y buenos peones mandando y andando, me gusto bastante. Por ponerles un pero, la hora de comienzo se dilató un poco más de la cuenta.
También hay que decir que ahora mismo la procesión del Corpus de la hermandad de la Cena con su impresionante altar para llevar al Santísimo sigue siendo la que más gente atrae también por la buena hora y por el barrio que cada día más se siente identificada con la hermandad de Poniente. Así con sus pupilos más jovenes con su imagen mariana de la Inmaculada y el buen hacer pero pausado de su Agrupación Musical.
Después también hubo otras a las que no pude ir a disfrutar de ellas, la verdad que me hubiese gustado pero por distintos motivos me fue imposible. El Corpus de San Andrés con su párroco al frente D. Pablo. El de la hermandad de la Agonía con la representación, me han comentado de 27 banderines de distintas bandas de música de todos los géneros, y con la ilusión de la hermandad del barrio del  Naranjo, porque ya queda menos para el 11 de Octubre. 
Así que nos queda seguir esperando al 16 de julio…
Pachi Giraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup