En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los Olivos: La mano que mece la cuna

Después de los últimos acontecimientos que suceden en nuestra sociedad, miras a tu alrededor y ves todo lo que hay, lo que está saliendo y lo que tendrá que salir, por dónde vamos a salir o mejor dicho por dónde va a salir esto, para bueno o malo, se me pone el vello de punta.
La sociedad esta desencantada con la actual situación que vivimos en todos los aspectos, si es malo lo conocido cómo será lo que no conocemos. Vivimos en una continua mentira, solo hay intereses creados y… Entonces, ¿en quién creer, en quién confiar, qué nos esta sucediendo?. 

Si ya de por sí vemos que unos pocos son los que con sus manos mecen la cuna de los demás y no tienen valores ni sentimientos. Lo peor de todo esto, está por llegar porque se va a extrapolar a todos los ámbitos que tenemos en nuestra vida cotidiana. 
¿Y por qué esto se extrapola a las hermandades? ¿Dónde esta el sentido religioso de ellas? ¿O son las Juntas de Gobierno? Como diría un afamado entrenador ¿Por qué? ¿Dónde esta la humildad, la caridad, el perdón, el…? De verdad, que me quedo perplejo. Que sea más importante que la hermandad tal contrate a la banda cual, o que se escoja al capataz fulano o mengano en lugar de sutano. De verdad que alucino.
¿Con qué sentido se hacen las cosas en una hermandad?. Por supuesto, que la primera debe de ser la de seguir la Palabra de Dios y evangelizar, y después vendrán las tareas de mantener el patrimonio de cada una de ellas y más atrás los aspectos de bandas, costaleros, capataces, etc. 
Y entiendo que ahora mismo esto sea una fuente importante de ingresos en una hermandad, pero por favor no se debe de perder por lo que estamos en ellas. No es solamente el día de la salida procesional, que ese será el día más importante en una hermandad, pero sin dejar de olvidar lo demás. Tanto en una hermandad como en la propia Iglesia. Aquí el que este libre de pecado que tire la primera piedra. Todos los que nos besamos y abrazamos que parecemos que nos queremos como de verdad se debe de querer, sólo lo hacemos por el interés «de que yo y que tú».
Pachi Giraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup