El Rocío, En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: Mañana Pentecostés

Y mañana, tendremos la llegada de nuevo del Espíritu Santo, o lo que es lo mismo, los carismas: Él ofrece valentía y libertad, posibilita la comprensión y fortifica una comunidad universal. Mañana la Blanca Paloma derramara por su aldea bendiciones, promesas, intenciones, lágrimas, alegrías, recuerdos, emociones…
Cada uno de los romeros que allí se encuentren seguirán con su ritual de ver a su Virgen del Rocío, al igual, que por distintas circunstancias no puedan estar junto a Ella, físicamente, pero en su cabeza y corazón no habrá otra cosa que no sea el darle gracias, por un año más, o por ese que ya no está, o por lo que sea…

Estoy viendo fotos de lo que es el camino de la hermandad del Rocío de Córdoba, y que maravilla ver como los nuevos romeros se “bautizan de nuevo” para ahora, más si cabe, confirmar en su creencia y fe. Reconozco que de más joven no era muy partidario de la Romería del Rocío, quizás influenciado por malos augurios. Ahora solo puedo decir que cada año tengo más ganas de ir a ver a la Blanca Paloma.
Puede ser también, por el entorno en el cual me muevo ahora, que me hablan de sentimientos muy especiales no de como me decían antes de juerga, fiesta y altanería. Desde estas humildes palabras sólo pido que algún romero rece una oración por este pecador y que le pida a la Reina de las Marismas que me siga mandando fuerzas para seguir luchando contra esta enfermedad que intenta cada día ponerme más limitaciones en el vivir de cada día.
Y yo intentaré ir a verla lo antes que pueda para darle gracias y rezarle de rodillas y mirarla a la cara y…
Pachi Giraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.