En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: Me gusta, no me gusta

Comienza aquí la cuenta atrás para la Semana Santa del año 2015. Y quiero exponer qué me ha gustado y qué no en la Semana Santa del 2014, sin adorno de ningún tipo. Porque la verdad sea dicha, hay muchas cosas buenas y muchas más que mejorar. Y creo que esta Semana Santa casi completa con la única excepción del Resucitado, ha sido una semana muy especial.

Esta es mi lista de lo que me gusta y lo que no.
Me gusta
  • La cantidad de gente que ha visto los
    desfiles procesionales
  • La “caló” que ha hecho
  • No ha habido cabildo o junta de aguas
  • Las bandas de música de Córdoba
  • Las bandas de cornetas y tambores de
    Córdoba
  • Las agrupaciones musicales de Córdoba
  • Las terrazas de los bares llenas
  • Las ganas de Semana Santa que teníamos
  • La Puerta del Puente
  • Como andan los pasos de Córdoba, cada día
    más y mejor
  • Las cuadrillas dobladas y las de loza a
    loza
  • Los palcos casi ya rellenando la Carrera
    Oficial
  • El Martes y Viernes Santo por la Catedral
  • El paquete de pipas esperando la llegada
    de las hermandades
  • El mundo del costalero en continuo aumento
  • Esos matrimonios vestidos de traje negro u
    oscuro y ellas de mantillas, que arte para ver Sagrarios
  • El tramo eucarístico de la hermandad de la
    Misericordia
  • Acompañar en el Santo Sepulcro de Ntro.
    Señor Jesúcristo
  • Los hebreos con sus palmas el Domingo de
    Ramos
  • Los estrenos de las hermandades de Córdoba
  • Las saetas al paso del Cristo de la Salud
    y los altares por su recorrido
  • La radio cubriendo las estaciones de
    penitencia
  • Los barrios que acompañan a sus hermandades 
No me gusta

  • Que falte una hermandad de silencio el
    Domingo de Ramos
  • No comprendo aún lo de la hermandad
    Universitaria con tan poco cortejo
  • Los costaleros que les gusta ser centro de
    atención en los desfiles
  • La gente que roza los pasos dorados, llevándose
    el pan de oro
  • Las hermandades que pasan por calles
    estrechas sin música, salvo si son de silencio, si no, no lo entiendo
  • Los ciriales con la mínima expresión de
    cera
  • Las túnicas cortas donde se ven los bajos de
    los nazarenos
  • Los incensarios echando humo y olor a
    carbón
  • La Carrera Oficial que es un serpentín,
    cada vez me gusta menos
  • Que no se pueda llevar encendidos los
    cirios de los nazarenos en el interior de la S.I.C.
  • Las rampas de acceso a la S.I.C., ni por una
    puerta ni por la otra.
  • Han venido bandas de muy baja calidad
    musical
  • El afán de protagonismo de muchas personas,
    da igual el cargo que sostengan
  • Falta una “Madrugá” en condiciones
  • La poca altura de los crucificados en
    Córdoba, salvo una excepción.
  • El gracioso de turno que siempre le da la
    patada a la lata ante el paso de una cofradía de silencio
  • Lo lentas que son algunas hermandades
    andando, se hacen eternas y esto cansa
  • Cuando llega el fiscal de turno o diputado
    y pone a los nazarenos a lo ancho de la calle. Los nazarenos deben de ir más
    unidos, no despegados
  • El Sábado Santo que tenemos, bueno mejor
    dicho el que no tenemos
  • Se tocan marchas nuevas de estilo
    infumable y no se tocan marchas de valor tanto histórico como artístico y para
    colmo de males la marcha Saeta Cordobesa, se toca más en Sevilla que en Córdoba
  • Los errores en los itinerarios de Semana
    Santa
  • Cortejos de hermandades escasos y muy
    alejados los nazarenos
  • Las juntas de gobierno que creen hacerlo
    todo bien y que son los otros los que no tienen la razón
  • La Policía Local, parecen no saber cuales
    su cometido
  • Las retransmisiones televisivas de la
    Semana Mayor cordobesa 
Podría seguir, pero prefiero que ya cada uno haga su examen de conciencia y no se mire tanto su ombligo. Falta Fe, Esperanza y Caridad y nos sobran demasiada critica hacia las personas. 
Por último, nos gusta hacer leña del árbol caído y más aún sin saber lo que ha podido pasar o le ha podido ocurrir a las personas. Directamente sin tener datos para poder evaluar, vamos a saco a criticar o humillar a quien sea. Eso no me gusta por que no es de cristianos, ya esta bien de rencor y soberbia.
Me despido cuando faltan para el próximo Domingo de Ramos poco más de 340 días, y 43 días de Pentecostes. 
Pachi Giraldo
Fotografía: Miguel Pastor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.