En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: Trescientos años bendiciéndonos

Pues ya está aquí este fin de semana que será recordado como si se acercara un Viernes de Dolores o un Domingo de Ramos. Hoy pudimos visitarlo en su extraordinario Besamanos. Hoy pudimos ver a sus fieles arrodillarse ante Él, rezar llorando y con una media sonrisa dar gracias por lo que les ha concedido.
Así lleva en su capilla 300 años, observando el devenir de sus paisanos cordobeses y de otros lugares. Qué puedo decir de la admiración de cada uno de ellos. Es casi imposible de explicar. Sólo Tú sabes lo que cada uno de tus hijos ha ido a pedirte, rogarte, suplicarte…
Y te podremos disfrutar los que normalmente no podemos por salir el Domingo de Ramos con nuestras respectivas hermandades. Es por lo cual, que estaremos este fin de semana con tu túnica morada, seremos penitentes detrás de ti, veremos cómo tu melena se mece con la brisa cordobesa, seremos costaleros con envidia sana de no poder llevarte o capataces que guiemos tu paso y Tú nuestras vidas.
Tú mirada seguirá bendiciendo a todos los que veneramos tu bendita imagen. Todos seremos culpables no ya de lo que te sucedió, sino de lo que sucede hoy en día. Somos culpables de la poca solidaridad con los demás, de nuestras envidias, de creer que nosotros somos los buenos y los demás los malos, de que lo que yo pienso y digo es lo correcto o lo verdadero, y yo, y yo, y yo…

Debemos de ser más humildes como Tú nos enseñaste. Si todos diésemos un solo gramito de esperanza, alegría, solidaridad, cariño, gratitud, amor, gracia, caridad, piedad, solo un gramito de buena voluntad, cuantas toneladas podríamos repartir entre todos.
Vamos a dejar de lado los malos rollos, que además vienen solos, no hace falta buscarlos para que además nosotros vayamos con ganas de fomentarlos. ¿Seremos capaces de vivir nuestra vida sin meternos en la de los demás para hacer más daño?. Si vamos en buena lid para ayudar, todo será más fácil.
Su imagen lleva con los cordobeses ya 300 años, pero su devoción va camino de otro nacimiento. Y Él sigue ahí. A pesar de nuestra falta de cordura, coherencia, perdón… El primero que debe de cambiar voy a ser yo, pero al igual que yo, todos debemos hacerlo y poner el énfasis en lograr estas cosas.
Los que estamos aquí no veremos sus próximos 100 años, por eso vamos a disfrutar durante este fin de semana. A partir del lunes, ya nos preocuparemos otra vez del día a día de cada uno y de nuestras hermandades.
Por eso te pido que sigas BENDICÉNDONOS como mínimo, 300 años más…
Pachi
PD1.- Este fin de semana debemos también colaborar con el Banco de Alimentos, hay más gente necesitada de la que creemos, sólo se pide un kilo de comida.
PD2.- El próximo lunes nueva Asamblea de Hermanos Mayores en la Agrupación. Parece que va a ser movida, muy movida… Temas muy calientes y conflictivos. 
PD3.- Otra hermandad por Córdoba… Me pregunto yo, y ¿Sábado Santo? ¿Por qué no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Introduce tu correo electrónico para recibir todas las novedades. 


Powered by WordPress Popup