En mi Huerto de los olivos

En mi Huerto de los olivos: Y se marcharon los Reyes Magos

Unos estaban tristes porque se marcharon los Reyes de Oriente, mientras otros empezaban a sacar del armario, sus costales y fajas. Unos desenvolvían regalos de Reyes y otros empezaban a silbar marchas procesionales. Unos siguen con sus regalos tecnológicos y otros los usaban para ver fechas de “igualás”. Y para muestra un botón. Fin de semana después de las fiestas navideñas y la de “igualás” que tenemos ya desde la noche del viernes.

Y menos mal que tenemos esto porque viendo los tristes acontecimientos que han sucedido en el país vecino de Francia, se te quitan las ganas de muchas cosas porque el fanatismo está muy equivocado y lo peor de todo esto es que se escucha en demasía que estamos en contra de ellos. Es triste ver y escuchar este tipo de argumentos, cuando por desgracia, sátira la padecemos todos. Nos podrá gustar más o menos, incluso nos sentiremos insultados, por algunos, pero como para tomar medidas de esta índole, aún tenemos conocimiento para no llegar a ellas.
Bueno, comienza en Córdoba una maratón de igualás a destajo para que el mundo del costalero se mueva, que también digo yo, que las hermandades son algo más que ensayos de costaleros. Ya los cultos serán casi todos los fines de semana y también se harán exaltaciones, pregones, conciertos, etc, etc. El devenir de los corrillos ahora irá a más, que si fulano y mengano o sutano y así entraremos en Cuaresma en poco más de un mes, que es lo que queda para que llegue el Miércoles de Ceniza.
Tema con que casi todos entablaremos conversaciones será el de los capataces de la hermandad de la Macarena, unos estarán de acuerdo con una parte y otros con la otra. Al final ha sido la Junta la que ha designado quien debe de ser, o simplemente, nunca se planteó que hubiese algún cambio de capataz en el paso de su Señor de la Sentencia.
Y seguiremos atentos a posibles novedades en cuanto a nuestras hermandades, porque está claro, que en las hermandades que saben lo que quieren pocos cambios por no decir ninguno hay, por eso tienen un estilo definido y muchos años de historia tras ellas que le avalan.
Otros estaremos entretenidos con los quehaceres encargados a nuestra persona, que es muy ilusionante, apasionante, de muchos recuerdos, experiencias que expondremos a todos aquellos que quieran acompañarme, a pesar de haber querido quitármela. Espero poderos transmitir qué significa el ser costalero a todos los que lo sean, quieran o fueran. Y los que no se interesan me parece muy bien porque tendrán cosas mejores que hacer.
Tenemos aquí este gran mundo de las hermandades y cofradías en pleno apogeo y auge, y cada uno de nosotros seremos a nuestra forma de entender este mundo capataces, costaleros, mayordomos, priostes, diputados mayores de gobierno, vestidores, hermanos mayores, porque por suerte aquí se puede opinar de casi todo, o no. Lo haremos con más sátira o menos, con más vehemencia o menos, con una crítica más constructiva o menos, con más idea o menos, pero desde mis palabras sólo quiero dar un homenaje a los fallecidos en París por tener otro punto de vista al de los demás, y mostrar en viñetas lo que estamos viendo y padeciendo en la actualidad. ¿Podríamos hacerlo con nuestras hermandades?  
Pachi Giraldo






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.