Córdoba

Enfoque: Aquella cuadrilla de San Rafael



Blas Jesús Muñoz. Ha pasado el tiempo y puede que haya quien lo olvide y quien lo recuerde para siempre. San Rafael, custodio y guía, medicina eterna de la ciudad ha salido varias veces en procesión. Se estila poco, casi como una extraordinaria y, cuando lo ha hecho, los recuerdos que ha dejado a su paso han sido intensos.

Esta noche en que más de un cordobés se sacude en la ducha el humo conocido del perol, uno no puede sino recordar otros momentos, otra forma de celebrar el día que hace única a la ciudad que mantiene el anacronismo de la festividad como un triunfo más de los que pueblan y la vigilan.
Hubo una salida, siempre la penúltima, en la que la cuadrilla de Fernando Chiachío demostró el porqué del respeto ganado a base de años, tesón y una manera de hacer las cosas en que pulcritud y prudencia se dan la mano. Una cuadrilla que ya forma parte del sedimento de la historia de una devoción centenaria. 
Pasará el tiempo y una nueva salida volverá para sorprendernos o asombrar a los que vengan, pero aquella cuadrilla alcanzó una cima en su trayectoria para entregar a la ciudad a su Arcángel, El mismo que siempre se nombra en tantos lugares comunes en los que celebramos la vida cada día y recordarnos los momentos en que todos, de alguna manera, somos o fuimos parte de esa historia que también escribieron Fernando y sus hombres.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.